¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

PANAMÁ CORRUPCIÓN

Otorgan fianza de excarcelación a exministros de Obras Públicas de Martinelli

Un juzgado panameño otorgó hoy una fianza de excarcelación a favor de los exministros de Obras Públicas del Gobierno de Ricardo Martinelli (2009-2014), Federico Suárez y Jaime Ford, detenidos hace 10 días por supuestos sobrecostos en una obra vial.

El juez Leslie Loaiza admitió la petición de la defensa a cambio del pago de una fianza de 500.000 dólares cada uno, informó el Órgano Judicial en un comunicado.

Loaiza se fundamentó en que Suárez y Ford han cumplido con las comparencias al tribunal, en varias ocasiones se les ha otorgado permiso de salida del país y han retornado, y no son personas peligrosas, entre otras razones, apuntó la fuente.

El Ministerio Público (MP) de Panamá ordenó la detención de ambos políticos el pasado 4 de julio después de que fueran indagados por la Fiscalía durante varios días y tras la formulación de cargos por la supuesta comisión del delito contra la Administración pública.

Los ex altos cargos de la Administración Martinelli son investigados por un sobrecosto millonario en la obra de rehabilitación y ampliación de la autopista Arraiján-La Chorrera, en la periferia oeste de la capital.

De acuerdo con un informe de noviembre de 2014 elaborado por una comisión de la Asamblea Nacional de Panamá, se pagaron 63 millones de dólares adicionales por esta obra que sigue en marcha.

La comisión legislativa calculó que el costo real de los trabajos era de 98,8 millones de dólares, sin embargo la obra fue contratada en 2010 a un costo de 152,6 millones de dólares y posteriormente el exministro Ford elevó el monto a 161,8 millones, según ha reportado el diario La Prensa.

De acuerdo con una investigación de la Fiscalía, la empresa contratada para la ampliación de la autopista, la constructora Transcaribe Trading, forma parte de un entramado de lavado de dinero que sirvió para comprar el grupo editorial EPASA de Panamá en 2010.

La fiscal general panameña, Kenia Porcell, dijo recientemente que del adelanto que recibió la compañía para iniciar la obra, al menos 22 de millones de dólares fueron a parar a la compra de EPASA.

Cargando