¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El ciberbullying es una realidad en Colombia

Las mujeres son las mayores víctimas y, en gran medida, los novios son los victimarios.

Una investigación de la Universidad de Boyacá encontró que el 15,38% de los jóvenes han sido en algún momento víctimas del acoso cibernético, especialmente por WhatsApp y por redes sociales como Facebook.

Claudia Inés Bohórquez, decana Facultad de Ciencias Humanas y Educativas de la Universidad de Boyacá, habló con Caracol Radio y dijo que la mayoría de las víctimas tienen entre 17 y 20 años de edad y el medio que más usan para este delito es WhatsApp, entre otras razones porque el mensaje de presión lo lee más rápido la víctima.

Pese a que las redes sociales son una comunidad virtual que busca agrupar a personas para interrelacionarse, compartir información e intereses comunes, reencontrarse con amigos y hasta conseguir nuevas amistades, según la decana estas redes “se han convertido en un medio a través del cual se propicia el acoso cibernético, puesto que a través de ellas se facilita el anonimato y existe una menor probabilidad de detección de la persona o personas que ejercen el acoso”.

La investigación cobijó a 2.400 jóvenes colombianos entre los 15 y 23 años de edad, de los cuales el 15.38 por ciento de los encuestados aseguraron haber sido acosados por este medio. Las situaciones de abuso de corta duración se hacen a través de Internet, mientras que, si son más duraderas, se privilegian los teléfonos celulares.

Y las mujeres son las más afectadas, en buena medida por sus novios, quienes las presionan amenazándolas, por ejemplo, con publicar fotos íntimas, comprometedoras.

Según la decana, preocupa que los jóvenes acosados no denuncien, no inicien acciones contundentes, sino simplemente acuden a un amigo, novio o docente de confianza para contarle la situación, sin hacer nada más al respecto.

La mayoría de personas que son informadas del asunto se notan preocupadas por el tema y brindan apoyo, pero en pocas oportunidades aconsejan denunciar al acosador para terminar definitivamente con la conducta agresiva de éste, señala un comunicado sobre el informe.

Y añade que los jóvenes no acuden a sus padres para que los apoyen con la solución de estos problemas, pues no ven en sus progenitores a una figura protectora y de apoyo a la cual acudir en primera instancia, razón que permite inferir que quizá este sea el factor que ha permitido que el acoso entre los jóvenes se haya convertido en un fenómeno tan recurrente.

El estudio muestra que las personas que son sometidas a algún tipo de acoso cibernético presentan reacciones fisiológicas y psicológicas similares al de las personas víctimas de Bullying, entre las que se destacan la depresión y la ansiedad.

Estos jóvenes vulnerables son más propensos a medidas extremas como el suicidio.

Cargando