¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Cancillería recibe con esperanza video de la religiosa secuestrada en Malí

Condenaron el secuestro de la monja en el país africano y exigen su liberación.

A través de un comunicado de prensa, el Ministerio de Relaciones Exteriores, en nombre del Gobierno colombiano, señaló que reciben con esperanza la prueba de supervivencia de Gloria Cecilia Narváez Argoty, la religiosa colombiana secuestrada el pasado 8 de febrero en la aldea de Karangasso, al suroriente de Malí.

En la comunicación, el Gobierno rechazó este acto y condenó a quienes mantienen a la religiosa, perteneciente a la Orden de las Hermanas Franciscanas, privada de su libertad.

Así mismo, la cancillería hizo “un llamado a la comunidad internacional y a Naciones Unidas para que brinden todo el apoyo y la cooperación necesaria para lograr” la libertad de la religioso y recordó que a través de la embajada del país en Ghana, trabajan para lograr este objetivo. 

Aquí el comunicado de la Cancillería:

El Ministerio de Relaciones Exteriores, en nombre del Gobierno de Colombia, recibe con esperanza las pruebas de supervivencia de la religiosa colombiana Gloria Cecilia Narváez Argoty, reveladas en las últimas horas, y quien fue secuestrada en la aldea de Karangasso, Malí. 

Conocer que se encuentra con vida nos anima a seguir trabajando por su pronta liberación. Sin embargo, reiteramos nuestro enérgico rechazo y contundente condena a quienes la mantienen privada de su libertad.

El Ministerio de Relaciones Exteriores exige a sus captores la inmediata liberación de la religiosa, a la vez que hace un llamado a la comunidad internacional y a Naciones Unidas para que brinden todo el apoyo y la cooperación necesaria para lograr, de forma segura, el regreso a la libertad de la colombiana.

Desde el 8 de febrero, fecha en que la Orden de las Hermanas Franciscanas dio a conocer el secuestro, a través de la Embajada de Colombia en Ghana concurrente para Malí, se ha trabajado para lograr su liberación. Así mismo, la Policía Nacional envió dos oficiales durante varias semanas para esclarecer los hechos y trabajar con las autoridades de Malí buscando la liberación de la religiosa.

Colombia se solidariza con el sufrimiento de su familia y las integrantes de su congregación.

Cargando