¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

URUGUAY SENDIC

Autoras de libro sobre Sendic dicen estar "tranquilas" si él las denuncia

Las periodistas Patricia Madrid y Viviana Ruggiero autoras del libro "Sendic, la carrera del hijo pródigo", sobre la vida y gestión en la administración pública del vicepresidente de Uruguay, Raúl Sendic, dijeron hoy a Efe estar "tranquilas" si el funcionario las denuncia ante la Justicia.

"Iremos a la Justicia y él también deberá ir frente a la publicación de ese libro, en el cual quedaron algunas interrogantes sobre las que es importante que la ciudadanía reciba respuestas", expresó Ruggiero, después de que este miércoles Sendic declarara estar analizando denunciar a las autoras.

El libro, que salió a la venta este martes, cuestiona algunos hechos de la carrera política de Sendic, como la financiación de una campaña de su sector dentro del bloque oficialista Frente Amplio (FA), la Lista 711, o su actividad como vicepresidente de la petrolera estatal, Ancap (2005-2009), y como presidente de ese ente (2009-2013).

"Para este libro que trabajamos a lo largo de un año consultamos a más de 120 fuentes e incluso solicitamos una entrevista con el vicepresidente, lamentablemente no se nos concedió y sin embargo creemos que el trabajo de investigación que llevamos adelante es una trabajo profesional y riguroso", expresó Madrid.

Las autoras manifestaron que las palabras de Sendic sobre el libro, del que dijo que incluye "una sarta de falsedades y de medias verdades", demuestran su desconocimiento sobre su contenido.

"Creo que quedó demostrado que no lo leyó porque hizo afirmaciones que en el libro no están", comentó Ruggiero.

"Lo que sí nos sorprende es que, en momentos donde se cuestiona la judicialización de la política, dos periodistas lo consultan en más de una ocasión (a Sendic) diciéndole que van a hacer un libro y no nos atiende, y ahora que el libro se publica él anuncia que va a ir a la Justicia penal", sentenció Ruggiero.

Madrid agregó que en caso de concretarse el anuncio de Sendic y de su equipo de abogados de llevarlas ante la Justicia se "estaría configurando un atentado a la libertad de expresión de acuerdo a los parámetros que se manejan en organizaciones internacionales".

Para Ruggiero, el libro deja planteadas muchas interrogantes relativas a la gestión que Sendic hizo en Ancap y al financiamiento de su campaña política, puntos en los que considera que hubiese sido importante "tener la voz del vicepresidente o de alguna otra persona de su núcleo más cercano" pero que "no quisieron responder".

"Llegamos a la conclusión de que durante el período que Sendic ocupó la presidencia de Ancap, este se rigió bajo reglas de poca transparencia, de falta de controles, de reglas de juego poco claras. Eso lo deberá determinar la Justicia", comentó la autora.

Consultadas sobre si tuvieron algún impedimento durante el proceso de investigación, las periodistas reconocieron no haber recibido "ninguna presión o amenaza".

"Sí tuvimos escollos a la hora de investigar con gente que no quiso hablar, así como información que llegó en un documento oficial y luego fue desmentida, por ende nos quedamos con la duda si esa cáscara de banana fue para que nosotras cometiéramos un error o para perjudicar al actual vicepresidente", declaró Ruggiero.

Las investigadoras expresaron estar interesadas en tratar fundamentalmente dos aspectos en el libro, la vida personal de Sendic y su trayectoria política, desde su llegada a la escena política y su gestión pública.

"Ese era nuestro objetivo y la editorial nos dejó trabajar a lo largo de un año de manera independiente y cada uno de los contenidos es una decisión única y expresamente de las autoras", expresó Madrid.

La periodista afirmó que "los hombres públicos que ejercen funciones públicas deben rendir cuentas y deben ser cuestionados por los periodistas",

"Esa es nuestra tarea, cuestionar al poder político, al sindical, al empresarial, todo aquel que ostente el poder debe ser cuestionado por los periodistas", sostuvo Madrid.

Cargando