¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

URUGUAY INTERIOR

Recuperan en Uruguay piezas históricas robadas de 2.300 años de antigüedad

La Policía de Uruguay recuperó una serie de piezas históricas de cuatro países que habían sido robadas de un museo y entre las que destacan algunas que datan de 2.300 años de antigüedad, informaron hoy fuentes oficiales.

El decomiso se logró gracias a una investigación que se inició a raíz de una denuncia sobre objetos históricos que se presentaban en el catálogo de una casa de venta y subasta de antigüedades en Montevideo, destaca un comunicado del Ministerio del Interior.

Además, se explica que entre esos objetos figuraban artículos que fueron reconocidos por responsables del Museo de Artes Decorativos.

Tras el accionar del Departamento de Delitos Especiales de la Dirección General de Lucha Contra el Crimen Organizado e Interpol, asistidos por arqueólogos del Ministerio de Educación y Cultura, constataron la existencia de un jarrón antiguo.

Esta pieza era perteneciente a la colección Andreoni, cuyo nombre es "Lécito Egnatio", que data del Siglo III a.C. de unos 2.300 años de antigüedad, añade el documento.

El jarrón había sido robado del mencionado museo en el año 2015 y se encontraba junto a otros objetos, que se presume fueron robados y que vienen siendo investigados por la Interpol.

Asimismo, en vidrieras de la casa de ventas se ubicó en exhibición una pieza con el nombre de Lekythos Apulián.

Entre lo orígenes de las demás piezas que logró incautar la Policía uruguaya se encuentran Siria, Grecia, Egipto, arte Precolombino, Maya, Fenicio y Peruano, de las cuales 35 a 40 eran de origen egipcio, indica el comunicado.

Por este delito la Justicia del país suramericano procesó con prisión a un hombre al que se le imputó un delito de hurto especialmente agravado.

El comunicado resalta que aún no se ha librado resolución judicial sobre los artículos incautados, mientras que los detalles de la operación fueron comunicados a la central de Interpol en Washington y a las respectivas autoridades de cada país.

Cargando