¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

BRASIL ECONOMÍA (Análisis)

Los escándalos debilitan el crecimiento de un Brasil que no levanta cabeza

Acosado por los escándalos de corrupción, el Gobierno brasileño volvió hoy a recortar las proyección de crecimiento para este año, que se sitúa por debajo del 0,5 %, menos de la mitad de lo que preveía hace algunos meses.

Sao Paulo, 28 jun (EFE).- Acosado por los escándalos de corrupción, el Gobierno brasileño volvió hoy a recortar las proyección de crecimiento para este año, que se sitúa por debajo del 0,5 %, menos de la mitad de lo que preveía hace algunos meses.

Los pronósticos se han debilitado a medida que se ha intensificado la crisis política que vive el país, que se recrudeció esta semana después de que el presidente de Brasil, Michel Temer, fuera denunciado por la Fiscalía por el delito de corrupción pasiva.

Como una especie de mantra, Temer ha repetido en sus últimos discursos que el "Gobierno está colocando al país en los raíles", pero los números continúan débiles en un país con una tasa de desempleo de más de 13 %.

Mientras el Ejecutivo lucha por sobrevivir, el ministro de Hacienda de Brasil, Henrique Meirelles, aseguró este miércoles que el crecimiento será menor del 0,5 %, después de las agudas caídas del 3,8 % en 2016 y del 3,6 % en 2015.

En la última previsión oficial, divulgada en abril pasado, el Gobierno pronosticó una expansión del producto interno bruto (PIB) de medio punto porcentual y rebajó la estimativa anterior del 1 %.

"Será un poco menor del 0,5 % pero con certeza será positivo", manifestó Meirelles en un evento con inversores celebrado este miércoles en Sao Paulo.

Y agregó: "Estamos evaluando el efecto de todo eso (la crisis política) para llegar a una conclusión, pero es importante decir que existe un cierto ajuste, pero no es un ajuste donde haya un impacto relevante".

La economía brasileña continúa estancada, a pesar del crecimiento del 1 % en el primer trimestre de este año, y su recuperación será "lenta" en medio de la interminable crisis política que vive el país, según analistas consultados hoy por Efe.

Desde que estalló el escándalo que salpica directamente a Temer, en mayo pasado, los analistas del mercado financiero han reducido semanalmente sus proyecciones de crecimiento, que en un mes pasó del 0,49 % al 0,39 %, según el último boletín divulgado por el Banco Central (BC).

"No hay ninguna recuperación evidente", dijo a Efe el economista Nelson Marconi, del centro de estudios económicos Fundación Getulio Vargas (FGV).

A su juicio, la incertidumbre política y la inestabilidad del Ejecutivo tras la denuncia presentada por la Fiscalía contra Temer ahuyentan cualquier tipo de inversión en la mayor economía de Suramérica.

"Ningún empresario en su plena conciencia va a tomar un decisión (de inversión) en ese escenario y eso afecta al empleo. Conseguir un estímulo para la economía es inviable", resaltó Marconi.

En ese sentido se pronunció Nuno Manoel Fouto, profesor de la Universidad de Sao Paulo (USP), que señaló que, con la actual situación política, la "inversión será débil" y atrasará la recuperación del país.

Marconi subrayó que el crecimiento del 1 % del PIB de enero a marzo estuvo impulsado por el sector agropecuario, pero recordó la debilidad que todavía sufren la industria y el sector servicios, dos motores importantes de la economía brasileña.

Con los datos del primer trimestre, el Ejecutivo celebró el fin de la recesión tras ocho trimestres seguidos en negativo y utilizó los números como bandera para eclipsar la crítica situación que vive el presidente Temer, quien resiste en el poder a pesar de la presión de la oposición y de algunos aliados para renunciar.

En medio de ese escenario, la fundación política alemana Konrad Adenauer publicó recientemente un informe en el que aseguró que no ve una solución próxima para la profunda crisis política de Brasil, a la que Temer, según dijo, consiguió sobrevivir con "maniobras cuestionables".

Temer se ha aferrado al poder y ha abierto una guerra con el poder judicial, después de arremeter duramente contra el fiscal general, Rodrigo Janot, quien presentó su denuncia ante el Supremo.

La fundación, en un documento de seis páginas, también señaló que el país perdió importancia en el escenario internacional.

Cargando