¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

BALONCESTO (F) SELECCIÓN

El futuro de Palau: del 'quédate' de sus compañeras a la cautela de Mondelo

El futuro de la base Laia Palau, la capitana de la selección española de baloncesto, que ayer se proclamó campeona de Europa, es el rumor de fondo que acompaña a este equipo ganador, entre los cánticos de 'Laia quédate' de sus compañeras y la cautela del entrenador Lucas Mondelo.

Madrid, 26 jun (EFE).- El futuro de la base Laia Palau, la capitana de la selección española de baloncesto, que ayer se proclamó campeona de Europa, es el rumor de fondo que acompaña a este equipo ganador, entre los cánticos de 'Laia quédate' de sus compañeras y la cautela del entrenador Lucas Mondelo.

La decisión de la base catalana, que había puesto en este Eurobasket el final de su trayectoria con el equipo nacional, en el que es la jugadora con más partidos de su historia (262) y que comparte con Pau Gasol y Felipe Reyes la condición de tener diez medallas en su palmarés, se convirtió en una pregunta recurrente a la llegada de las campeonas a Madrid.

La misma Laia, sonriente al atender a la prensa, denotaba una mueca de cansancio al ser preguntada por su futuro en el combinado nacional, al tiempo que insistía en que ahora quiere pensar en la victoria en el Eurobasket y "luego" pensará en su futuro en la selección, "paso a paso" y "sin precipitarse".

"Ahora mismo quiero pensar en lo que está pasando hoy, en lo que pasó ayer, tenemos que acabar de digerirlo. Hemos notado más presencia de medios, que la gente está pendiente, venimos de ver a (el presidente del Gobierno, Mariano) Rajoy. Estamos viviendo el crecimiento y el disfrute del baloncesto femenino. Ahora pensar en esto, luego vacaciones, luego me voy a Australia y ahí veremos qué me apetece y cómo estoy. Paso a paso y sin precipitarme", aseguró.

Palau reconoció que mira el Mundial 2018, que se disputará en España, está en sus pensamientos, tanto por sus compañeras como por su "compromiso" con la Federación Española de Baloncesto,

"El Mundial lo miro de reojo porque tengo a mis compañeras, formo parte de este equipo y tengo un compromiso con la Federación de hace muchos años. Sé que tenemos un Mundial en España, pero tengo que ver qué me apetece hacer y cómo voy a estar. No lo digo por mi bien, lo digo por el bien de todos también", explicó.

No obstante, la posición de sus compañeras parece mayoritaria por la continuidad de la base catalana. La alero Anna Cruz incluso se atrevía con el cántico 'Laia quédate', aunque reconocía que se trata de una decisión personal.

"Creo que nosotras la vemos con fuerzas, no se le nota que tiene molestias o los problemas físicos, pero eso es cada una cómo se sienta, y si ella haya tomado una decisión hay que respetarla aunque no la compartamos. Seguro que la echamos mucho de menos, pero yo hasta que llegue el año que viene no me lo creo", señaló a preguntas de EFE.

La misma sensación apreciaba la base Leticia Romero, para quien compartir equipo con Palau es "un lujo", ya que la considera como "una mentora".

"La vemos muy bien, se cuida, no se pierde un entreno y trabaja mucho. Aunque físicamente un día no pueda, va a estar, porque no puede no estar. Allá donde vamos le cantamos para que se quede y la estamos animando porque no es solo lo que da en la pista. Ella como capitana hace cosas que sin ella es difícil tener", aseguró a EFE.

Más cauto, el seleccionador Lucas Mondelo pidió, casi en voz baja, darle tiempo y espacio a la capitana para que tome su decisión.

"Con eso tenemos que hacer un truco entre todos, no hay que presionarla mucho. Ella que disfrute estos días, se va Australia a jugar, es una liga corta, no hay la exigencia de la Euroliga. Como jugadora está muy bien, es la mejor base de Europa. Que se desintoxique un poco y luego le pique el gusanillo", dijo.

"Vamos a ir picándola, que se retire en el Mundial de España. Si la apretamos mucho seguro que se retira ya. Retirarse con una medalla de plata olímpica y un oro europeo difícilmente se puede igualar, pero una jugadora de su nivel hay que el tener máximo respeto por sus tiempos, esa decisión debe ser muy difícil", finalizó el seleccionador español.

Cargando