La Luciérnaga

Gustavo Gómez

16:00h - 19:00h

Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

PAPA VIAJES

Chile garantiza seguridad en visita del papa a región del conflicto mapuche

El Gobierno chileno aseguró hoy que "está preparado" para recibir al papa en enero próximo y que él podrá "viajar a todos los rincones que considere necesario", al referirse a la visita que hará a Temuco, en la región de La Araucanía, epicentro del llamado conflicto mapuche.

"Vivimos en un país donde existe el Estado de Derecho en todo el territorio nacional y con la visita del papa, sin duda, se tomarán las medidas que corresponden a la estatura de su cargo", afirmó a periodistas la ministra portavoz del Gobierno, Paula Narváez.

La oficina de prensa del Vaticano anunció hoy que el papa Francisco viajará entre el 15 y 21 de enero de 2018 a Chile y Perú, "acogiendo la invitación de los respectivos jefes de Estado y obispos" y, en su viaje a Chile, visitará las ciudades de Santiago, Temuco e Iquique.

Narváez insistió en que "el Estado chileno está tremendamente preparado para recibir esa visita y para que el papa pueda viajar a todos los rincones que él considere necesario ir".

La sureña zona de La Araucanía, donde se ubica Temuco, ha sido por décadas escenario de frecuentes hechos de violencia, debido a la permanente tensión entre las comunidades originarias mapuche, que reclaman derechos ancestrales sobre tierras que hoy están en manos de agricultores y empresas forestales.

Narváez destacó que el pontífice es "una figura tremendamente admirada y querida por muchos chilenos y chilenas. Es una persona muy conocedora de América Latina y muy conocedora de nuestros países".

"Siempre la visita de un papa es un momento especial para muchas personas" y "esperamos que signifique para Chile espacios de encuentro, espacios de unidad y de pensar en los intereses superiores del país", añadió la ministra.

Previamente, la Cancillería manifestó en un comunicado que está será la segunda visita de un papa a Chile, después de la que realizó Juan Pablo II en 1987, cuando el país se encontraba aún bajo la dictadura de Augusto Pinochet.

"El papa Francisco llegará a un país con pleno Estado de derecho, que recuperó su democracia en 1990, que es mucho más diverso en distintos ámbitos, con un creciente número de inmigrantes, y que, pese a tener muchos desafíos, ha logrado importantes avances en materia de reducción de la pobreza, equidad, e igualdad de oportunidades para sus ciudadanos", señaló el Gobierno.

La visita de Francisco tendrá una "significación especial" para Chile porque se trata del primer papa latinoamericano y además vivió y estudió en el país austral cuando era joven, precisó la Cancillería.