¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

UE EXTERIORES (Previsión)

La UE constata avances en política de defensa y en cooperación con la OTAN

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) constataron hoy progresos para integrar más su política común de defensa y en su colaboración con la OTAN, un año después de haber puesto en marcha una estrategia global comunitaria por la seguridad.

Sobre la base de un informe preparado por la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, el Consejo ministerial repasó las diferentes iniciativas para fortalecer la defensa europea.

"Hemos abordado cuestiones importantes como los avances en la política de seguridad y defensa, la cooperación con la OTAN, la lucha contra el terrorismo y la acción exterior de la UE en inmigración", resumió el ministro español de Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis, en rueda de prensa al término de la reunión en Bruselas.

"He constatado un grado de consenso muy elevado y espero que sigamos en el futuro construyendo los pilares que harán que la UE sea un actor de peso en el mundo", concluyó.

En la evaluación que presentó a los ministros, Mogherini consideró los avances en defensa como un "trampolín" del proceso de integración europeo frente al reto del "brexit", la salida del Reino Unido del bloque.

"Hace un año, tras el referendo (en el que la mayoría de británicos votó por salir de la Unión), muchos predijeron un 'inevitable' declive de la UE (...) No ha sido el caso. Al contrario, hemos avanzado rápido y unidos", comentó.

Una de las áreas en las que se ha avanzado es en la creación de una cooperación reforzada permanente (PESCO) en defensa, una opción contemplada en los tratados que permite a un grupo de países, por mayoría cualificada, colaborar más en un ámbito determinado.

Estados como España o Francia defienden una PESCO fuerte que progrese para llevar a cabo misiones más arriesgadas, más allá de la asistencia médica o la formación de efectivos militares.

El Consejo está conforme en explorar una PESCO "inclusiva" a la vez que "ambiciosa", pero por el momento los países siguen trabajando en la gobernanza, los compromisos que están dispuestos a ofrecer las naciones (en financiación o aportación de fuerzas), los criterios para participar en ella o los proyectos que se impulsarán, indicaron a Efe fuentes diplomáticas.

Precisaron que las discusiones avanzan dentro de los plazos previstos, aunque todavía se debe llegar a un consenso que contente a los Estados que no quieren verse excluidos y a los que piden más ambición en el proyecto.

Otros avances este año han sido la creación de un cuartel para la planificación y el comando de misiones no ejecutivas, la propuesta de un fondo europeo de defensa que financie investigación militar y respalde la compra conjunta de equipos o la preparación de una revisión anual de los presupuestos militares de los países para promover la cooperación y detectar los puntos débiles.

Por lo que respecta a la cooperación con la OTAN, los ministros recibieron un informe conjunto elaborado por Mogherini y el secretario general aliado, Jens Stoltenberg, sobre los progresos desde que en la cumbre de la Alianza de Varsovia en julio del año pasado las dos organizaciones acordaran colaborar más en ámbitos como las amenazas híbridas, los ciberataques o el Mediterráneo.

Los ministros europeos se declararon abiertos a más propuestas para el futuro de su cooperación con la Alianza, que aseguraron que se seguirá realizando con "plena apertura y transparencia" y con "pleno respeto a la autonomía y procedimientos" de ambas organizaciones.

Ambas partes destacan en el informe que su cooperación es "esencial", puesto que se enfrentan a "retos sin precedentes", y ninguna de las dos cuenta por sí sola con todos los elementos para hacerles frente.

El Consejo también se mostró hoy a favor de responder con sanciones a ciberataques de forma "proporcionada" al alcance, escala, duración, intensidad, complejidad, sofisticación e impacto de esas actividades maliciosas en el ámbito digital.

"La respuesta diplomática de la UE se servirá plenamente de las medidas previstas en la política exterior y de seguridad común, incluidas, en caso necesario, las medidas restrictivas", resaltó.

Cargando