¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Cómo hizo "En marche!", la agrupación del presidente Emmanuel Macron, para arrasar con los partidos tradicionales de Francia en pocos meses

En cierto sentido, el partido que acaba de arrasar en las elecciones legislativas francesas ni siquiera existía hace siete semanas. Y en su meteórico ascenso al poder en el país más grande de la Unión Europea, le acaba de asestar una durísima derrota a los partidos que dominaron la política francesa durante los últimos 60 años.

Candidatos de La república en marcha AFP

"La República en marcha", que nació oficialmente el 8 de mayo pasado, ahora tiene mayoría en el parlamento de Francia.

En cierto sentido, La République en marche! ("La República en marcha"), el partido que acaba de arrasar en las elecciones legislativas francesas, ni siquiera existía hace siete semanas.

Efectivamente, fue sólo el 8 de mayo pasado que el recién electo presidente francés, Emmanuel Macron, anunció la transformación en partido del movimiento que lo acababa de llevar al Palacio del Eliseo.

Pero incluso ese movimiento -hasta entonces conocido simplemente como "¡En Marcha!" - no deja de ser un recién llegado, pues sólo fue presentado oficialmente por Macron hace 18 meses: el 6 de abril del año pasado.

Y en su meteórico ascenso al poder en el país más grande de la Unión Europea, la joven agrupación le acaba de asestar una durísima derrota a los partidos que dominaron la política francesa durante los últimos 60 años.

Emmanuel Macron Reuters

Emmanuel Macron acaba de conseguir la mayor mayoría parlamentaria de Francia desde 1968.

"Todo ha pasado tan rápido que el país parece estar algo mareado", dice, de hecho, en su análisis de los resultados, el corresponsal de la BBC en París, Hugh Schofield.

"Y no es sólo porque todo es muy nuevo, empezando por el hecho de que el partido del presidente Macron no existía hasta que lo soñó, hace poco más de un año , y que la mitad de los nuevos diputados van a necesitar clases (literalmente) sobre cómo hacer su trabajo", explica.

Todo nuevo

Al sentido de novedad también contribuye que nunca antes -al menos no desde la elección de Charles de Gaulle en 1968- un jefe de Estado francés había contado con una mayoría tan poderosa como la que tendrá el actual presidente galo.

El partido de Macron obtuvo 308 de los 577 escaños de la Asamblea Nacional de Francia, pero también podrá contar con el apoyo de los 42 diputados de sus aliados del Movimiento Democrático.

Elecciones legislativas en Francia AFP

El nivel de participación en las elecciones legislativas fue el más bajo en la historia de la V República.

En contraste, la coalición del exgobernante Partido Socialista, solamente contará con 44 diputados.

Y aunque los 137 representantes el grupo de derecha liderado por Los Republicanos los consolidan como la mayor fuerza de oposición, el resultado no deja de ser un duro golpe para un partido que hasta hace poco pensaba tener garantizada una mayoría en el parlamento.

Para Schofield, eso malos resultados se explican en cierta medida por la voluntad dégagiste (algo así como "de limpieza") del electorado francés , que se tradujo en la expulsión de la mayoría de aquellos que buscaban ser reelectos.

De hecho, tres cuartos de los escaños parlamentarios serán ocupados por caras completamente nuevas .

Y Macron ciertamente supo responder a esa sed de renovación a la hora de armar la lista de candidatos de La República en marcha, la que también ayudó a la elección de un número histórico de mujeres como diputadas.

Ni izquierda, ni derecha

Así, entre sus diputados hay desde una joven egresada de derecho -Typhanie Degois, de apenas 24 años- a un conocido matemático -Cédric Villani- pasando por el comandante de la unidad de élite que respondió al ataque contra el Bataclan, Jean-Michel Fauvergue.

Pero también empresarios, granjeras orgánicas y directores de escuelas, seleccionados para confirmar uno de los grandes reclamos de la política macronista: ser una propuesta que no es de derecha, ni de izquierda .

Diputadas francesas Getty Images

223 de los 577 diputados a la Asamblea Nacional serán mujeres. Todo un récord en la historia francesa.

Para Schofield, el deseo de unir a la izquierda y la derecha expresado repetidas veces por Macron "seguramente contribuyó ampliamente a su éxito" y al de su formación.

Y tanto su carisma personal como la alternativa más optimista ofrecida por el macronismo a los desencantados con la política tradicional -que hasta la fecha habían encontrado un vehículo sobre todo en los partidos de extrema derecha- muy probablemente también fueron clave para la movilización de sus votantes.

De hecho, no hay que perder de vista que el triunfo de "La República en marcha" también se da en unas elecciones legislativas con el nivel de participación más bajo de toda la V República : menos del 43% del electorado.

Y los dos millones de votos blancos o nulos registrados en los comicios del domingo también constituyen un récord para Francia.

Emmanuel Macron EPA

Macron es la estrella en ascenso de la política europea.

Por lo demás, esta tampoco es la primera vez en Europa que una nueva formación política aprovecha el descontento de los votantes con los partidos tradicionales para hacerse con el poder: el Forza Italia de Silvio Berlusconi hizo lo mismo en marzo de 1994, a los pocos meses de fundado .

Berlusconi, sin embargo, ya era para entonces uno de los empresarios más ricos y conocidos de Italia, mientras que en abril de 2016 Macron era un político prácticamente desconocido para la mayoría de los franceses.

Y mientras la frágil coalición de Berlusconi se desmoronó poco después, Macron empieza su gestión en el Eliseo con una de las mayoría s parlamentarias más grande de la posguerra.

Pero además, en un momento clave para el futuro mismo de la Unión Europea, la dramática renovación de la política francesa está llamada a tener un gran impacto también más allá de las fronteras de Francia.

Cargando