¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

PARAGUAY REELECCIÓN

Paraguay dicta orden de captura internacional contra 4 opositores en Uruguay

La Fiscalía paraguaya dictó hoy una orden de captura internacional contra cuatro militantes del Partido Liberal, el principal de la oposición, que viajaron a Uruguay este lunes para solicitar asilo político, tras haber sido imputados por su presunta participación en los disturbios del pasado 31 de marzo.

Los cuatro están imputados por la presunta fabricación de bombas artesanales en la sede del Partido Liberal la noche del pasado 31 de marzo, durante los violentos disturbios que se originaron en el centro de Asunción tras las protestas contra la enmienda para la reelección presidencial.

Los imputados viajaron a Uruguay este lunes en compañía del presidente del Partido Liberal, Efraín Alegre, y de otros referentes del partido, como el senador Luis Alberto Wagner o el diputado Salyn Buzarquis, para solicitar asilo político en el país.

La Fiscalía paraguaya pidió este martes que los cuatro militantes opositores fueran declarados en rebeldía, y hoy dictó una orden de captura internacional contra ellos, que trasladó a la Interpol, según un comunicado del Ministerio Público.

La orden de captura es el paso previo al pedido formal de extradición, que se presentará por la vía diplomática, según el acuerdo de extradición entre los Estados miembros del Mercosur (al que pertenecen Uruguay y Paraguay junto con Argentina y Brasil), agregó la fuente.

La Fiscalía paraguaya considera que los imputados abandonaron el país y viajaron a Uruguay a pesar de tener órdenes de detención en su contra, dictadas el pasado 7 de junio.

El fiscal general del Estado, Javier Díaz Verón, abrió este martes una investigación por una presunta "frustración a la persecución penal" en relación con las personas que "habrían impedido que los imputados sean sometidos a la justicia", según la Fiscalía.

Según los antecedentes del caso, los cuatro jóvenes imputados se encontraban en la medianoche del pasado 31 de marzo en la sede del Partido Liberal en Asunción durante los disturbios que se saldaron con la quema de parte de las instalaciones del Congreso, decenas de heridos y más de 200 detenidos tras la intervención policial.

Los imputados supuestamente se encontraban fabricando cócteles molotov en el local del partido, horas antes de que el joven militante de 25 años Rodrigo Quintana muriera en ese lugar, abatido presuntamente por los disparos de un policía que ingresó por la fuerza en la sede partidaria.

A principios de abril, la Fiscalía imputó a un total de 24 personas por los disturbios del 31 de marzo, que se registraron después de que un grupo de 25 senadores aprobara una enmienda constitucional para permitir la reelección presidencial, prohibida por la Constitución.

Cargando