¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

FRANCIA ELECCIONES

Grandes nombres del socialismo francés se quedan fuera de la segunda vuelta

Grandes tenores del socialismo francés como su candidato a las presidenciales, Benoît Hamon, o el líder actual del partido, Jean-Christophe Cambadelis, vieron hoy frenadas sus aspiraciones en las elecciones legislativas al no superar la primera ronda.

Hamon fue derrotado en Trappes, al suroeste de París, por los candidatos de La República en Marcha (LREM), la formación del presidente, Emmanuel Macron, y de la conservadora Los Republicanos.

"El sabor amargo de esta noche", indicó en una breve comparecencia ante la prensa, no borra su compromiso "de seguir luchando" por los más desfavorecidos.

Otro de los perdedores fue el primer secretario de los socialistas, Cambadelis, eliminado en la decimosexta circunscripción de la capital francesa, donde era diputado desde 1997. Ya se han comenzado a alzar voces que exigen su dimisión inmediata.

Resultó igualmente damnificado el exministro del Interior Matthias Fekl, que en la segunda circunscripción de Lot-et-Garonne (sur) quedó por detrás del candidatos de LREM y del ultraderechista Frente Nacional (FN).

Lo mismo les sucedió a la exministra de Cultura Aurélie Filippetti, batida en Metz-Amnéville-Rombas (noreste), y a Jean Glavany, titular de Agricultura durante el Gobierno de Lionel Jospin, que era diputado desde 1993.

Mientras, una de las principales figuras de los ecologistas, su ex secretaria nacional y exministra de Vivienda, Cécile Duflot, tampoco se salvó de la quema.

Por su lado, la extrema derecha sufrió también bajas relevantes, al quedarse sin las candidaturas en segunda vuelta del secretario general del FN, Nicolas Bay, y de su secretario general adjunto, Jean-Lin Lacapelle.

La presidenta del FN, Marine Le Pen, que se situó en cabeza en Hénin-Beaumont (norte) consideró que la falta de participación ha "penalizado" a su formación.

"Salvo 'En Marcha', todo el mundo está KO", resumió Bruno Bilde, consejero de la líder ultraderechista.

Los socialistas, por su parte, admitieron la caída "sin precedentes" de la izquierda en su conjunto, y "principalmente" de su partido en esta primera ronda, a la que seguirá una segunda el próximo domingo.

Recibió noticias positivas, en cambio, el ex primer ministro socialista Manuel Valls, que llegó en cabeza en la primera circunscripción de Essonne, en la región Ile-de-France.

"Pido la unión de todas las fuerzas progresistas. Yo me inscribo en esa mayoría presidencial", señaló el candidato, que se presentaba a estos comicios de forma independiente.

Cargando