¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

BRASIL ECONOMÍA

Brasil recorta la tasa básica de interés por sexta vez consecutiva

El Banco Central brasileño recortó hoy por sexta vez consecutiva la tasa básica de interés, profundizando el alivio monetario para tratar de sacar a la economía de la peor recesión de su historia.

En una decisión unánime, el Comité de Política Monetaria del ente emisor, conocido como Copom, decidió reducir su tasa de interés referencial Selic en un punto porcentual, hasta 10,25 %, lo que supone el menor nivel desde comienzos de 2014.

La nueva reducción de los tipos se produce en un escenario de menor inflación y recesión económica y coincide con el agravamiento de la crisis política que vive el país, después de que el Supremo autorizara una investigación contra el presidente Michel Temer por supuestos delitos de corrupción, obstrucción a la justicia y asociación ilícita.

En medio de la turbulencia política, el Banco Central insinuó cortes menores de los tipos de interés en el futuro.

"El aumento reciente de la incertidumbre asociada a la evolución de los procesos de las reformas y ajustes necesarios en la economía brasileña dificulta la caída más rápida de las estimaciones de la tasa de intereses estructural y se vuelven más inciertas", aseguró el emisor en un comunicado.

La previsión del mercado financiero es que los intereses continúen una senda descendente en los próximos meses y podrían llegar al 8,5 % a finales de este año, para cuando los economistas del mercado financiero esperan una inflación de 3,95 %, inferior a la meta que se impuso el Gobierno (4,50 %).

Las perspectivas de inflación de 2017 son positivas si se compara con 2015 y 2016, cuando los precios cerraron en 10,67 % y 6,29 %, respectivamente.

A pesar de la bajada de los precios, el emisor precisó que es "necesario acompañar posibles impactos del aumento de la incertidumbre sobre la trayectoria" de la inflación.

La caída de la inflación y la consecuente bajada de la tasa básica de interés supone un alivio para el presidente Temer, quien busca volver a la senda del crecimiento de la economía después de dos años consecutivos en números rojos: el PIB se contrajo 3,8 % en 2015 y 3,6 % en 2016.

Para intentar enderezar el rumbo de las cuentas, el Ejecutivo ha propuesto un paquete de reformas de ajuste fiscal, que incluye la polémica modificación del sistema de pensiones y jubilaciones, aunque el avance de las medidas en el Congreso se ha ralentizado tras el agravamiento de la crisis política.

La Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (Fiesp), la patronal más influyente del país, pidió en un comunicado que el Banco Central acelere la reducción de los intereses con el fin de retomar el crecimiento y generar empleos.

"Estamos intentando salir de la mayor crisis económica de la historia de Brasil y reducir el desempleo, que ya alcanza 14 millones de personas. Al no acelerar la caída de los intereses, el Banco Central atrasa el proceso de retomada de la economía y creación de empleo", señaló el presidente de la Fiesp, Paulo Skaf citado en un comunicado.

Cargando