¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Aspiramos a que las Farc se desarmen a la mayor brevedad: Santos

Recordó la obligación de cumplirle a la comunidad internacional. Advirtió que decisión de la Corte generó zozobra entre las Farc. Anunció los decretos sobre tierras.

El presidente, Juan Manuel Santos, dijo que continúan los diálogos entre el Gobierno y las Farc para acelerar la implementación de los acuerdos y definir el tema del desarme de la guerrilla de cara al plazo del denominado D + 180.

Durante la Cumbre de Alcaldes de Ciudades Capitales el jefe de Estado explicó, "estamos discutiendo con las Farc que va a pasar con el día D + 180, no quiero anticiparme a esas negociaciones porque están en este momento sentados y cualquier cosa que yo diga puede perturbar esa negociación".

"A lo que aspiramos es a que las Farc se desarmen a la mayor brevedad posible", les dijo el presidente Santos a los mandatarios locales.

Advirtió que lo qué sucedió en la Corte Constitucional con el fallo de Fast Track, hace algunos días, "generó mucha zozobra, mucha incertidumbre, mucha desconfianza que tenemos que recuperar nuevamente".

Les relato el diálogo que sostuvo el pasado jueves con parte del secretariado de las Farc, "dándoles tranquilidad, diciéndoles que el gobierno colombiano está totalmente empeñado en cumplir con los acuerdos".

"¡Todos debemos estar prestos a hacer cumplir los acuerdos!", enfatizó el mandatario, haciendo referencia a que tanto las Farc, el congreso, las Cortés y todos los colombianos, deben hacerlo como una obligación.

Dijo que, "por ningún motivo podemos dejar de cumplir los acuerdos", teniendo en cuenta además el compromiso con la comunidad internacional, que ha venido acompañando el proceso y la implementación del acuerdo final de paz.

La siguiente fue su declaración completa acerca de la implementación del conflicto armado en el punto de tierras y reforma agraria:

“Hoy quiero destacar 4 programas que vía decreto y vía Congreso claves para la Reforma Rural Integral prevista en el Acuerdo y con la que vamos a saldar la deuda histórica con el campo colombiano, condición indispensable para que la paz sea estable y duradera.

PRIMERO. Vamos a dar acceso y garantías a la propiedad de la tierra para todos.

El Proyecto de Tierras formaliza la tenencia de la tierra, garantiza la propiedad privada y da acceso a tierra a los que la trabajan pero no la tienen.

Vamos a distribuir 3 millones de hectáreas a las 800 mil familias que nunca han podido tener acceso a tierras.

Vamos a formalizar la propiedad de 7 millones de hectáreas de campesinos que no han podido legalizar sus títulos.

Vamos a tener reglas de juego claras para que todos tengan las mismas oportunidades y se pueda desarrollar el potencial de nuestro campo. Esto es brindar seguridad y estabilidad jurídica.

Al tener sus escrituras, campesinos y empresarios van a poder acceder a créditos, servicios y beneficios.

Para ello vamos a expedir un Decreto Ley y vamos a presentar al Congreso un Proyecto de Ley.

1. El Decreto crea el Fondo Nacional de Tierras, formado por tierras baldías, tierras que tuvieron proceso de extinción de dominio, y tierras que se puedan comprar a propietarios privados.

2. Define los beneficiarios y crea un registro único nacional que permite dar prioridad a los que más lo necesitan.

3. Los que no tienen tierra, o tienen muy poca, podrán acceder a ella, mientras que los grandes tendrán derecho a formalizar sus títulos.

4. Crea un sistema único de acceso a las tierras, en lugar de los 52 que existen actualmente. Más agilidad, más transparencia.

Y algo MUY IMPORTANTE: La propiedad privada siempre será respetada. Este decreto ley no modifica los procedimientos de expropiación mediante sentencia judicial, consagrados en la Constitución y las leyes ya existentes.

El Proyecto de Ley se está concertando con todos los actores del sector agropecuario: Campesinos, indígenas, afros, gitanos, finqueros y agroindustriales y será presentado al Congreso para el debate democrático.

SEGUNDO. Un ambicioso programa de desarrollo en los territorios más afectados por el conflicto.

Los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial tienen un objetivo muy claro: Garantizar bienestar social, el desarrollo productivo sostenible y la protección de la riqueza étnica y cultural de nuestro país.

Son 16 planes que cubren 170 municipios, en 14 departamentos. Son los municipios con mayor pobreza, más afectados por el conflicto, con alta presencia de cultivos ilícitos y con menor presencia del Estado.

Se trata de una tarea inmensa que requiere método, perseverancia y disciplina. Tienen un plazo de implementación de 10 años.

Vamos a construir y fortalecer el Estado allá donde nunca ha llegado.

Vamos por fin a conectar zonas apartadas –con enorme potencial productivo, forestal y ambiental— a los mercados regionales, nacional e internacional.

Vamos a construir ciudadanía porque se harán con la participación activa de las organizaciones sociales, las comunidades indígenas y étnicas, las víctimas, los jóvenes, las mujeres, los empresarios, los alcaldes y gobernadores, la academia.

Son los planes de desarrollo DEL territorio, construidos DESDE el territorio, con TODOS LOS ACTORES del territorio.

TERCERO. Vamos a implementar en todo el país un catastro moderno.

En Colombia no tenemos información actualizada y completa de los predios rurales.

Esto produce un altísimo nivel de inseguridad jurídica. Hoy en día solo un 21.4% de los predios rurales están en manos de propietarios y 19.5% son arrendados. El 59% restante no tiene su propiedad garantizada.

Esta informalidad ha facilitado el desplazamiento forzado y el despojo y le impide a los que trabajan la tierra acceder a créditos y a los programas del Estado.

La forma de acabar con esos problemas es contar con un catastro completo y moderno. Ese registro es fundamental para la Reforma Rural Integral y la paz territorial.

El catastro ya está en marcha en 23 municipios. Nuestra meta es que el año entrante se haya iniciado en el 25% del territorio nacional, principalmente en las zonas rurales, y que para 2023 todo el país tenga esta nueva herramienta de planeación y crecimiento”.

Cargando