¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

HONDURAS PRENSA

Periodistas hondureños dicen que reforma Código Penal amenaza libertad prensa

Periodistas hondureños afirmaron hoy que la reforma de un artículo del Código Penal representa una amenaza a la libertad de prensa y denunciaron la impunidad en los asesinatos de 69 comunicadores desde 2001 y los bajos salarios en el sector, con motivo del Día nacional del periodista.

"La lucha de la libertad de expresión para nosotros es un principio y un derecho que no puede ser objeto de ninguna negociación", dijo el presidente del Colegio de Periodistas de Honduras (CPH), Dagoberto Rodríguez, en alusión a un artículo del Código Penal relacionado con la apología al terrorismo.

En febrero pasado, el Congreso aprobó una reforma al Código Penal y agregó el delito de apología e incitación de actos de terrorismo, dirigido a castigar a "quien públicamente o a través de medios de comunicación o difusión destinada al público hiciere apología, enaltecimiento o justificación del delito de terrorismo".

Rodríguez se refirió a las amenazas contra las libertades de prensa y de expresión en la ceremonia de entrega del Premio Nacional del CPH, que este año recayó en la periodista Blanca Moreno.

Al acto asistió el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, entre otros invitados.

Rodríguez también se refirió a "las deplorables condiciones laborales y salariales" que enfrentan muchos periodistas, además de ser sometidos a jornadas de trabajo "de 12 a 16 horas diarias, sin posibilidad de descanso los fines de semana y con salarios que en muchos casos no llega ni al salario mínimo de un jornalero".

El dirigente de los comunicadores le exigió al Parlamento que derogue el artículo del Código Penal que, afirma, atenta contra la prensa, lo que han venido haciendo otros sectores, y abogó porque se esclarezcan los crímenes contra periodistas desde 2001.

A sus colegas, Rodríguez los exhortó a "ejercer un periodismo responsable, riguroso en el cotejamiento de los datos, imparcial, equilibrado, sin sesgos políticos, constructor de consensos y orientador de las masas".

Por su parte, el presidente hondureño dijo que "hablar del periodismo es hablar de ser auditor social, de informar, de ser objetivo y profesional; de ser la voz del pueblo y de construir y transformar una nueva Honduras".

"Siempre he defendido y defenderé la libertad de expresión que corrige y pone un freno a los abusos del poder. Por muy dura que sea la crítica, es importante para el servidor público escuchar y detenerse, porque ahí está la oportunidad de poder corregir", enfatizó el gobernante.

Hernández también se refirió al tema de la seguridad en el país y lo "fundamental" que en su opinión es "el acompañamiento" de los periodistas.

La periodista galardonada por el CPH, Blanca Moreno, subrayó que "el periodismo debe ser independiente para defender la dignidad".

"El periodismo vive un momento difícil" y "vienen grandes nubarrones con el artículo 335-B reformado a lo bandido en el Congreso Nacional", añadió Moreno en alusión a las amenazas contra las libertades de prensa y de expresión desde el Parlamento en el país centroamericano.

La entrega del premio del CPH, a la que también asistieron autoridades del Parlamento y del poder judicial, coincidió con otra ceremonia en el Departamento de Periodismo de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), donde sus estudiantes rindieron homenaje a la veterana periodista Miriam Mercado.

La comunicadora homenajeada, con más de 40 años de ejercer el periodismo, invitó a los estudiantes a ejercer la profesión con ética y responsabilidad, y a que denuncien la corrupción y otros problemas que enfrenta el país.

Miriam Mercado, quien ha sido corresponsal de prensa extranjera y reportera de al menos cuatro diarios hondureños, un canal de televisión y una radio, relató parte de su vida como periodista y los riesgos y amenazas, incluso de muerte, por denunciar la corrupción y atropellos contra los campesinos y otros sectores.

Cargando