¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

MARRUECOS PATRIMONIO

Mohamed VI inaugura en Fez 6 madrasas rehabilitadas que recuperan su función

El rey Mohamed VI de Marruecos inauguró hoy en la medina antigua de Fez seis madrasas (escuelas coránicas) recién rehabilitadas y que recuperan así sus funciones originales, académicas o de alojamiento de estudiantes.

Mohamed VI invitó a la ceremonia a la directora general de la Unesco, la búlgara Irina Bokova, con la que dio un paseo por una medina tomada por la policía, que contenía a duras penas al gentío que daba vivas al rey y trataba de acercarse a él.

Dentro del plan global de rehabilitación de la medina de Fez, que pasa por ser el espacio peatonal más grande del mundo, la restauración presentada hoy responde a la problemática que se plantea en todo el mundo de cómo reutilizar los edificios históricos, dijo en la ceremonia el ministro de Asuntos Islámicos, Ahmed Tawfiq.

Las madrasas datan en su mayoría de la época meriní (siglos XIII al XV), la época de mayor esplendor de Fez, y han sido rehabilitadas con los materiales tradicionales de la artesanía marroquí: ladrillo cocido, yeso, madera y azulejos cortados a mano.

En su mayor parte, los edificios van a servir como centro de estudios y de alojamiento de los estudiantes de ciencias coránicas llegados de todo Marruecos o de los numerosos países de África negra (principalmente la francófona) con los que Marruecos tiene convenios de colaboración religiosa.

En otros casos, la madrasa servirá para albergar una escuela de caligrafía árabe, como en la madrasa Sahrij, o como edificio administrativo para la Universidad Qarawiyine, que funciona desde la época meriní, siendo una de las más antiguas del mundo.

También ha sido rehabilitado como museo el edificio conocido como Dar al Mwaqat (Casa de la cronología), donde ahora se muestran los astrolabios antiguos y los telescopios modernos que durante siglos han servido para marcar con exactitud las horas de los rezos y el paso de los meses lunares por los que se rige el calendario musulmán.

La medina de Fez cuenta con 24 kilómetros de murallas antiguas y 11.000 edificios históricos repartidos en 300 hectáreas intramuros, en las que viven 93.000 personas, un tercio de ellas artesanos que cultivan los oficios tradicionales.

Declarada en 1981 patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Fez es una de las ciudades más visitadas por el turismo extranjero en Marruecos y es considerada "capital espiritual" del país y cuna de la burguesía más pujante durante los siglos pasados.

Cargando