¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

FÚTBOL REAL MADRID

Los campeones de LaLiga Santander uno a uno

- Keylor Navas (2.340 minutos. 30 goles encajados)Ha vivido la Liga más complicada desde su llegada al Real Madrid, peor incluso que la que soportó a la sombra de Iker Casillas. Comenzó condicionado por la recuperación de su operación veraniega, comenzando a jugar con la competición iniciada y con la necesidad de ritmo de partidos para recuperar sensaciones. Le faltó regularidad en su rendimiento de altibajos, nunca dejó su portería a cero dos jornadas seguidas, llegó a ser silbado p

Madrid, 21 may (EFE).-

- Keylor Navas (2.340 minutos. 30 goles encajados)

Ha vivido la Liga más complicada desde su llegada al Real Madrid, peor incluso que la que soportó a la sombra de Iker Casillas. Comenzó condicionado por la recuperación de su operación veraniega, comenzando a jugar con la competición iniciada y con la necesidad de ritmo de partidos para recuperar sensaciones. Le faltó regularidad en su rendimiento de altibajos, nunca dejó su portería a cero dos jornadas seguidas, llegó a ser silbado por su propia afición, pero acaba con un gran sabor de boca final en partidos en los que recuperó su papel de salvador.

- Kiko Casilla (990 minutos, 10 goles encajados)

Arrancó titular la competición por el periodo de recuperación de Keylor Navas con quien mantiene una competencia sana y de amistad. Asume su rol y rindió a buen nivel siempre que recibió la oportunidad de Zidane. Diez goles encajados en once partidos son los números de un portero que transmite seguridad y regularidad en su rendimiento. Un valor seguro.

- Rubén Yáñez (0 minutos)

El tercer portero del Real Madrid fue el único futbolista de la plantilla que no debutó en la competición liguera y su papel, destacado por Zinedine Zidane, se basó en aumentar la competencia en los entrenamientos.

- Dani Carvajal (2.014 minutos, 0 goles, 4 asistencias)

Solo le faltó el gol a una temporada perfecta y poder evitar lesiones musculares que le mermaron, especialmente en los momentos en los que se decidió el título. Dueño del lateral derecho, a su potencia defensiva le añadió un factor desequilibrante en ataque con sus incorporaciones. Repartió cuatro asistencias y generó acciones que culminó con 77 centros buscando rematador, el tercero más productivo tras Marcelo y Lucas Vázquez. Con 11 amarillas fue el más tarjeteado.

- Danilo (1.398 minutos, 1 gol, 2 asistencias)

Asumió su papel de suplente de Carvajal y cuando se produjeron ausencias del internacional español, siempre que estuvo en condiciones de jugar fue el elegido por Zidane, que respetó demarcaciones antes de cambiar la posición de Nacho. Nada influyó que la afición madridista le señalase por no estar al nivel del resto de compañeros en varios encuentros. No le faltó actitud y siempre se dejó todo en el campo sin necesidad de brillantez pero cumpliendo en las últimas jornadas.

- Pepe (1.081 minutos, 2 goles, 1 asistencia)

Cierra la que se perfila como su última Liga y la que menos minutos disputó desde su llegada al Real Madrid. Comenzó pujando por el puesto de titular con Varane, para ser pareja de Sergio Ramos, pero su campaña estuvo marcada por las lesiones que le condicionaron. Cuando jugó siempre cumplió, con el respaldo del madridismo a su máxima entrega y marcó dos goles. Su renovación sobrevoló todo el campeonato, sin un acuerdo cerrado que nunca influyó.

- Sergio Ramos (2.399 minutos, 7 goles, 0 asistencias)

Es su Liga. Explotando su papel de salvador con goles decisivos. Hasta nueve puntos en sus remates, dejando su sello para evitar la derrota en el clásico del Camp Nou, dando victorias ante Deportivo, Málaga y Betis. Pese a jugar 27 partidos es el defensa que más minutos tuvo, el jefe de la zaga, el capitán jefe de vestuario y siempre referencia. El que más intercepciones hizo al rival y el más expulsado, en una ocasión como Bale. Disfrutó de su temporada más goleadora con siete dianas, mejorando sus registros y siendo el séptimo máximo goleador de la plantilla.

- Raphael Varane (1.837 minutos, 1 gol, 1 asistencia)

Sus problemas musculares y una recaída en el muslo izquierdo le impidió tener la regularidad deseada para poder rendir como desea. Tuvo partidos alejado de su seguridad pero acaba imponiendo sus facultades, siempre con la confianza de Zidane cuando ha estado en condiciones físicas para jugar en el centro de la defensa.

- Nacho Fernández (2.302 minutos, 2 goles, 3 asistencias)

El comodín de Zidane, el suplente perfecto, acabó siendo el segundo defensa, tras Ramos, con más minutos en la Liga. Con regularidad de central, en ocasiones de lateral para solventar problemas en ambas bandas. Siempre con un rendimiento notable en un crecimiento que asienta su progresión, en la temporada que más jugó desde que dio el salto al primer equipo.

- Marcelo (2.187 minutos, 2 goles, 9 asistencias)

Su importancia en el Real Madrid la plasmó en una nueva Liga, autor de un gol salvador clave en las últimas jornadas como el premio a su espíritu ofensivo, el jugador de la plantilla que generó más centros en sus incorporaciones al ataque que siempre generan desequilibrio en las defensas rivales. Tuvo el poder de sentenciar el pulso por el título antes y pidió perdón por no frenar con falta la última jugada del Clásico del Bernabéu, de Sergi Roberto que acabó con el tanto del triunfo de Messi que dio emoción hasta la última jornada. Quinto jugador de campo con más minutos, jugando en exceso en ocasiones por la ausencia de su sustituto natural, y segundo máximo asistente con nueve.

- Fabio Coentrao (169 minutos, 0 goles, 1 asistencia)

Resucitó en El Molinón tras estar toda la Liga desaparecido, llegando a admitir que no se sentía preparado psicológicamente para defender la camiseta del Real Madrid y tras sentirse señalado por la afición del Bernabéu. Saldrá del club tras su peor temporada, siempre con molestias que le impedían dar descanso a Marcelo y sin confianza para hacer nada que no fuese entrenar.

- Toni Kroos (2.410 minutos, 3 goles, 12 asistencias)

Solo Cristiano Ronaldo jugó más minutos que él, siempre con un rendimiento lineal, un seguro en el centro del campo en una Liga con más pegada y asistencias gracias a las espaldas cubiertas por Casemiro. Su importancia vital en los saques de esquina y su sociedad de éxito con Sergio Ramos. Un seguro del pase como jugador que más acierto tuvo en los desplazamientos en corto y en largo.

- Casemiro (1.637 minutos, 4 goles, 0 asistencias)

Se consagra como una figura clave en el dibujo táctico de Zidane, el futbolista que le da el equilibrio deseado, el que más balones roba al rival y gana más duelos cuerpo a cuerpo. Duro cuando tuvo que serlo y con carácter siempre, dejando grandes despliegues físicos en cada jornada, en la que siempre fue el mejor amigo de cada defensa en coberturas.

- Luka Modric (1.711 minutos, 1 gol, 2 asistencias)

Una lesión condral en su rodilla izquierda y la regeneración del cartílago, tuvo en vilo a Zidane sin un jugador imprescindible, que da sentido al juego del equipo. Su Liga de menos minutos por las lesiones, no afectó a un final de gran juego tras superar una imagen con una inseguridad inédita en sus pases. Especialista en romper líneas enemigas de los rivales y nutrir de fútbol a sus compañeros.

- Mateo Kovacic (1.669 minutos, 1 gol, 3 asistencias)

Asumiendo su papel en la plantilla siempre que tuvo minutos los aprovechó para mostrar sus virtudes en el centro del campo. Movilidad, velocidad en la transición con balón, calidad técnica para ser un jugador clave en las rotaciones y el fondo de plantilla. El jugador con mayor índice de acierto en el regate.

- Isco Alarcón (1.553 minutos, 10 goles, 7 asistencias)

Dio el salto a la excelencia mostrando que es un futbolista con capacidades para marcar una época. De menos a más en su temporada, con la continuidad en Liga que le faltó en la Liga de Campeones, explotó su llegada a área rival en su campaña más goleadora de blanco. Diez tantos, uno especial salvador en El Molinón, y siete asistencias con una especialidad, el jugador de la plantilla que más pases al hueco dio. El último sirvió para cerrar la conquista del título, a Cristiano Ronaldo, a los dos minutos en La Rosaleda.

- James Rodríguez (1.180 minutos, 8 goles, 6 asistencias)

En la Liga de su pérdida de protagonismo, dejó la mejor media en goles y asistencias por minutos. Puso actitud para cambiar su situación, sin sentir en los momentos claves la confianza de Zidane y con su cabeza pensando en una salida.

- Marco Asensio (1.071 minutos, 3 goles, 2 asistencias)

Deja un gran sabor de boca una Liga que confirma las sensaciones que dejó en el Espanyol. Con una conducción única con el balón pegado al pie, su brillantez estuvo por encima de la falta de continuidad. Integró la segunda línea que se reivindicó en partidos a domicilio donde siempre rindieron e incluso mejoraron el juego de los indiscutibles.

- Lucas Vázquez (1.380 minutos, 2 goles, 7 asistencias)

Su descaro en la banda derecha, el ímpetu que pone siendo titular o recibiendo pocos minutos, le llevó a pasar de ser revulsivo a sustituto perfecto de Bale. Fue de más a menos en una Liga en la que tuvo gran protagonismo y dejó hasta siete pases de gol.

- Gareth Bale (1.425 minutos, 7 goles, 2 asistencias)

Su calvario de las lesiones le comienzan a señalar como jugador de cristal. Comenzó la Liga asumiendo el liderazgo por la ausencia de Cristiano pero una grave lesión en su tobillo derecho le frenó en seco. Desde su regreso los problemas musculares en el sóleo le impidieron rendir a su habitual nivel. Cuando comunicó que estaba para jugar siempre lo puso Zidane. La última vez en el clásico para romperse de nuevo y despedirse de la recta final del torneo.

- Cristiano Ronaldo (2.460 minutos, 25 goles, 6 asistencias)

En la Liga que más partidos descansó aceptando las rotaciones de Zidane, siguió siendo el jugador que más minutos tuvo en la plantilla. Comenzó condicionado por la lesión de la final de la Eurocopa y fue de menos a más en su rendimiento para acabar marcando 25 tantos, siendo siempre clave en los partidos decisivos y ejerciendo un liderazgo indiscutible. Abandonó la banda izquierda para pasar a ser un nueve matador explotando su remate de primeras con ambas piernas y su gran juego aéreo.

- Karim Benzema (1.823 minutos, 11 goles, 4 asistencias)

Pasó de recibir la queja de su afición a su indolencia en el terreno de juego, al premio del aplauso por su rendimiento. Captó el toque de atención y añadió mayor entrega en la presión a sus virtudes indiscutibles, calidad en las asociaciones con sus compañeros y movimientos de los que la segunda línea siempre saca beneficio.

- Álvaro Morata (1.331 minutos, 15 goles, 4 asistencias)

Pese a no poder conquistar la titularidad en ningún momento en su particular pulso con Benzmea, su pegada ha sido excelente en la competición doméstica. Segundo máximo artillero tras Cristiano Ronaldo con quince dianas y entrega por encima del acierto en cada aparición.

- Mariano (115 minutos, 1 gol, 1 asistencia)

Tuvo la oportunidad de salir cedido pero por su cabeza solo pasaba triunfar en el Real Madrid. No ha tenido protagonismo en Liga, repartiendo 115 minutos participando en ocho jornadas, en las que marcó un gol.

Cargando