¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

FÚTBOL PORTUGAL (Resumen)

El Benfica vuelve a ser campeón y el Oporto prolonga su sequía

La temporada 2016/2017 de la Liga portuguesa concluyó hoy con el Benfica campeón por cuarta vez consecutiva, los mismos cuatro años que el Oporto -segundo- acumula de sequía de títulos, mientras que el Sporting acabó tercero tras un inicio de campaña complicado.

Lisboa, 21 may (EFE).- La temporada 2016/2017 de la Liga portuguesa concluyó hoy con el Benfica campeón por cuarta vez consecutiva, los mismos cuatro años que el Oporto -segundo- acumula de sequía de títulos, mientras que el Sporting acabó tercero tras un inicio de campaña complicado.

Con 82 puntos, los encarnados esperaron hasta la penúltima jornada para festejar un título histórico, pues es la primera vez que suman cuatro campeonatos seguidos.

El conjunto de la Luz protagonizó una temporada muy regular en la máxima competición nacional, en la que se mantuvo líder desde la jornada 5, con dos derrotas -todas fuera de casa- y siete empates en las 34 jornadas.

El año de las "águilas" -que todavía pueden conquistar la Copa- comenzó marcado por la seria lesión de su goleador, el brasileño Jonas, que vivió su peor momento en el club desde que llegó procedente del Valencia en 2014.

El delantero se lesionó en la tercera jornada y estuvo fuera cerca de cuatro meses.

Como las victorias se conquistan con goles, la ausencia de Jonas fue cubierta por el griego Mitroglou, que se convirtió en el "hombre de confianza" del portugués Rui Vitória y acaba la Liga como máximo goleador del equipo, con 16 goles en 28 partidos.

Cuando Jonas se recuperó, los dos unieron fuerzas y fueron en muchas ocasiones decisivos para conquistar los tres puntos.

Con ambos sobre el césped, la victoria sólo se le escapó al Benfica en una ocasión, un partido ante el Boavista que acabó en empate.

Otro de los jugadores que marcó la temporada de las "águilas" fue el portero brasileño Ederson, que se hizo dueño de la portería y mandó al banquillo al más experimentado Júlio César.

Ederson, determinante en la seguridad defensiva que el Benfica demostró durante toda la Liga, protagonizó una temporada casi sin errores.

Con 76 puntos, el Oporto acabó segundo en una temporada en la que siempre se mantuvo muy cerca del Benfica pero sin conseguir alcanzarle, lo que le deja con cuatro años sin títulos a sus espaldas.

El español Iker Casillas fue una de las figuras destacadas en varios de los encuentros de los blanquiazules y sus paradas ayudaron al equipo a luchar por el título casi hasta la última semana.

Frente a la solidez defensiva, el Oporto tuvo dificultades para encontrar el gol en la primera mitad de la temporada y sólo resolvió el problema en Navidad con la contratación del brasileño Soares, que al unirse al luso André Silva mejoró la cuenta goleadora del equipo.

Los "dragones" consiguieron colocarse a sólo un punto del Benfica en la jornada 19 y mantuvieron esa diferencia mínima otros diez partidos, pero un empate con el Braga en la jornada 29 volvió a alejarles.

Tras ese tropiezo, los de Nuno Espírito Santo sumaron otros dos empates y alejaron así la posibilidad de llegar al primer puesto.

El Benfica y el Oporto jugarán directamente la fase de grupos de la Liga de Campeones, mientras que el Sporting, que terminó tercero a 12 puntos del líder, tendrá que pasar la previa.

Los "leones" arrancaban el año animados por la temporada anterior, en la que disputaron la Liga al Benfica hasta la última jornada, pero empezaron con una racha de resultados negativos.

A mitad de temporada y en plenas elecciones presidenciales, que acabaron con la reelección de Bruno de Carvalho, el equipo sumaba tres empates y tres derrotas, lo que generó críticas de la afición y desestabilizó el vestuario.

En la jornada 19, el Sporting consolidó su tercera posición e incluso intentó acercarse al Oporto, pero el empate con el Benfica y las derrotas con Vitória Guimarães, Paços Ferreira y Feirense en la recta final no dejaron que el equipo de Jorge Jesus fuese más allá.

Este decepcionante final puso contra las cuerdas al técnico, pero el propio Jorge Jesus aseguró esta semana que piensa seguir en el banquillo verdiblanco.

Muchas de las victorias fueron gracias al delantero holandés Bas Dost, máximo goleador del campeonato con 34 dianas en 31 partidos y sólo fue superado en la carrera por la Bota de Oro por Leo Messi (Barcelona).

Más allá de los tres "grandes", el Vitória Guimarães consiguió robarle con suficiencia el cuarto puesto al Sporting de Braga, que se tendrá que conformar con jugar dos eliminatorias previas de la Liga Europa en vez de acceder directamente a la fase de grupos.

La última plaza europea fue conquistada por el Marítimo.

Al final de la tabla, el Nacional de Madeira y el Arouca se despidieron de la máxima categoría y serán reemplazados la próxima temporada por el Portimonense y el Desportivo das Aves.

La temporada también estuvo marcada por los cambios de entrenador, con 19 salidas en 13 clubes, por lo que sólo cinco equipos mantuvieron a su técnico todo el año.

Rui Vitória (Benfica), Jorge Jesus (Sporting), Nuno Espírito Santo (Oporto), Pedro Martins (Vitória Guimarães) y José Couceiro (Vitória de Setúbal) sobrevivieron la temporada completa.

Cargando