A Vivir Que Son Dos Días

Andrés López

08:00h - 12:00h

Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

TAIWÁN GOBIERNO (Análisis)

Presidenta de Taiwán cumple su primer año bajo creciente presión de China

La presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, que se niega a ceder a las presiones de China, cumple hoy su primer año como mandataria entre las críticas de la oposición y los grupos más radicales de la isla, disconformes con sus reformas.

Taipei, 20 may (EFE).- La presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, que se niega a ceder a las presiones de China, cumple hoy su primer año como mandataria entre las críticas de la oposición y los grupos más radicales de la isla, disconformes con sus reformas.

Tsai ha visto bajar su popularidad de un 69,9 % el día de su elección -hace justo un año- a un 41,3 %, según señalan recientes sondeos independientes, lo que podría deberse a las profundas reformas llevadas a cabo durante estos meses, en especial la laboral y la de pensiones.

"Las expectativas eran demasiado altas", dijo este viernes a Efe Cristina Chen, economista y columnista del diario Gongshang Shibao.

"La presidenta enfrentó al principio los temas más difíciles y controvertidos, eso explica su bajada de popularidad", agregó.

El intenso cerco chino sobre la isla ha provocado que Taiwán perdiera aliados diplomáticos, fuera bloqueada para formar parte de organismos internacionales e interrumpiera sus negociaciones con otros países, factores que pesan sobre Tsai y fortalecen a la oposición.

"Si no logra encontrar una salida a situación actual sobre los lazos con China, el futuro no es muy prometedor", señaló a Efe Elisa Wang, profesora de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Tamkang.

La presidenta taiwanesa, que prometió mantener el estatus quo en sus relaciones con China, así como la paz y estabilidad en el estrecho de Formosa, no parece dispuesta a ceder más ante Pekín, a quien pidió la pasada semana la restauración de las negociaciones y contactos entre ambos.

"La postura dura de China no ayuda nada a los lazos entre las dos partes del Estrecho", declaró este viernes la mandataria taiwanesa en una entrevista al rotativo Taipei Times.

Las relaciones con China son sin duda la asignatura pendiente de Tsai, dada la fuerte dependencia económica taiwanesa del gigante asiático, que además es destino principal de las exportaciones e inversiones isleñas.

Aunque en estos doce meses Tsai ha tratado de pilotar un giro que la alejase de la dependencia de China -con un acercamiento a Estados Unidos, Japón, varios países del Sudeste Asiático, India y Oceanía-, el panorama es incierto.

En diciembre de 2016 su conversación telefónica con Donald Trump, desató la ira de China, quien logró que el presidente estadounidense reiterara su apoyo diplomático a Pekín, en detrimento de Taipei, y lanzó una campaña de intimidación militar.

Pekín envió barcos y aviones militares a rodear la isla e instaló misiles de alta precisión DF-16, ante lo que Taiwán respondió con el lanzamiento de un proyecto de construcción de submarinos, aviones y misiles.

Tsai espera que Estados Unidos le suministre equipos bélicos avanzados, como los aviones F-35 de despegue vertical entre otros, tras aparentes expresiones de apoyo por parte de Washington, aunque no hay nada concretado al respecto.

Muchos de los objetivos de Tsai, como la reforma judicial, la reactivación económica, el despojo de los bienes supuestamente ilegales del opositor Partido Kuomintang (KMT), el fomento de las energías renovables o la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo están aún por completarse.

Para Jenny Liou, empresaria y simpatizante Partido Demócrata Progresista -a favor de la independencia de la isla- estos "son temas muy difíciles y la oposición es muy pertinaz".

La oposición isleña consideran que la negativa de Tsai a aceptar el "Consenso de 1992", por el que Taiwán se reconoce como parte de China, es la causa del deterioro de los lazos con el país asiático, así como de las fuertes pérdidas económicas y el peligro para la seguridad nacional.

Por su parte, el portavoz del KMT, Lee Sun Cheng aseguró a Efe que "el Gobierno se dedica a atacar el pasado, culpándolo de todo y no enfrenta los problemas reales del país".

También en el exterior Tsai se enfrenta al meteórico ascenso de una China con gran poderío financiero sobre muchos países mientras Estados Unidos, principal garante de la seguridad nacional ante la amenaza bélica de China, no termina de pronunciarse.

A pesar de las críticas internas, la presión china, y la bajada en los sondeos Tsai se mantiene como favorita de las próximas elecciones presidenciales, por delante de todos sus oponentes, incluidos el magnate Terry Gou de Foxconn y uno de los políticos más carismáticos de la isla, Eric Chu, del KMT.