Noticiero Caracol

Servicio Informativo

19:30h - 20:00h

Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

La “puja” por el papel notarial

Un negocio que supera los 12.000 millones de pesos al año tiene un nuevo competidor que incomoda a un grupo de notarios e incluye falsos periodistas.

Presidente del Colegio de Notarios, Álvaro Rojas Charry.

Presidente del Colegio de Notarios, Álvaro Rojas Charry. / Colprensa

Los documentos que se firman en las notarías, como escrituras o actas, tiene algo en común además de la garantía de la buena fe de los ciudadanos y sus notarios.

El material que imprime las promesas de ventas o el juramento de votos matrimoniales, es especial y no cualquiera puede ofrecerlo en las notarías. El papel notarial debe cumplir unos requisitos de seguridad para evitar adulteraciones y esos requisitos los define la Superintendencia de Notariado y Registro.

Hace 30 años el Colegio de Notarios es el encargado de contratar el proveedor de ese papel, lo hacen con la empresa Cadena pero ahora hay un nuevo competidor que dividió a los notarios. Segurdoc fue aceptado por la Superintendencia como un proveedor más y con Legis como impresor, arrancó una puja con denuncias de lado y lado.

El presidente del Colegio de Notarios, Álvaro Rojas Charry, aseguró que ni siquiera tienen claro cuál es el nuevo competidor, pues aparece en lista una compañía identificada como Segurdoc y que asegura se conformó hace unas semanas.

“La pregunta que hago, por qué Legis no aparece en la autorización para imprimirlo, por qué una fundación conformada en enero de este año sin experiencia es la que quiere entrar en una competencia”.

Legis a través de su gerente, Erick Rincón, dijo que el problema es un cierto temor del Colegio de Notarios a la libre competencia, en su criterio existe un pequeño monopolio.

“El proceso surtió todas las etapas, no es cierto que el proyecto tenga el objetivo de afectar al sector notarial, por el contrario la idea es romper un monopolio que existía”.

Rojas Charry denuncia incluso estrategias que rayan en el sombra penal, como la obtención de información en la Superintendencia a través de la suplantación de identidad, esta vez de un periodista.

“La situación preocupa, esperamos que no sea una campaña criminal… que un señor utilice el nombre de la revista Semana para sacar información me parece muy grave”.

En Legis están seguros de cumplir con los requisitos que exigió la Superintendencia, pero temen de una nueva modificación de esas exigencias para dejar como único proveedor a Cadena.

“Notamos con preocupación que se lleguen a establecer condiciones adicionales o nuevos requerimientos que impidan el acceso de nuevos competidores en este mercado”.

Quien zanja la discusión es la Superintendencia de Notariado, pero en reiteradas oportunidades se buscó una respuesta de su director, Jairo Alonso Mesa, que a través de su oficina de prensa se remitieron a señalar, sin mayores detalles, que el tema ya estaba resuelto; sin embargo, eso no piensan los involucrados en el negocio.