6AM Hoy por Hoy

Darío Arizmendi

04:00h - 12:00h

Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

EL SALVADOR JESUITAS

Familia de coronel salvadoreño preso por matanza de jesuitas pide el indulto

Los familiares del coronel salvadoreño Guillermo Alfredo Benavides, condenado a 30 años de prisión por la masacre de seis jesuitas y dos colaboradoras, pidieron hoy al Congreso el indulto como último recurso para que recupere su libertad.

De acuerdo con Lisandro Quintanilla, uno de los abogados defensores del militar de 72 años, la pena impuesta en 1992 quedó "en firme" luego de que la Cámara Primera de lo Penal la ratificara a inicios de abril pasado, y "contra esa condena no podemos hacer nada, judicialmente hablando".

Explicó que la decisión de la citada cámara blindó la pena de cárcel, dado que el Código Procesal Penal de 1973, vigente al momento de la condena, "establece expresamente que no procede ningún recurso contra el veredicto".

"En razón de ello (la imposibilidad de interponer algún recurso ante la Justicia) venimos, conforme a las facultades que nos confiere la Ley Especial de Ocursos de Gracia, a solicitar un indulto", dijo Quintanilla en rueda de prensa tras presentar el escrito en el Congreso.

Mauricio Guzmán, otro abogado defensor, explicó que el Congreso debe enviar la solicitud de indulto a la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que deberá determinar si procede o no, para lo cual son necesarios 43 votos de los 84 diputados para su aprobación.

La reactivación de la pena fue posible por una sentencia de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de julio de 2016, que anuló la Ley de Amnistía General para la Consolidación de la Paz de 1993 con la que Benavides solo purgó 14 meses.

Fue la CSJ en pleno la que decidió en agosto de 2016 que el proceso de Benavides volvía al estado en el que se encontraba antes de ser amnistiado, tras resolver y negar las solicitudes de extradición de España contra este y los sargentos Ramiro Ávalos Vargas y Tomás Zárpate Castillo, y el cabo Ángel Pérez Vásquez.

Los cuatro uniformados fueron apresados en febrero de 2016, cuando la Policía salvadoreña procedió a ejecutar las ordenes de captura contra 16 militares retirados por la masacre; Ávalos Vargas, Zárpate Castillo y Pérez Vásquez quedaron en libertad el 26 de agosto de 2016.

Rosario de Benavides, esposa del militar, aseguró a la prensa que el estado de salud del coronel retirado está "deteriorado" y que "constantemente" es revisado por los doctores del Hospital Militar en los calabozos de la División de Tránsito Terrestre de la Policía, donde está desde el momento de su detención.

La noche del 16 de noviembre de 1989, un escuadrón del batallón elite Atlacatl del Ejército irrumpió en el campus de la jesuita Universidad Centroamericana (UCA) y mató a los españoles Ignacio Ellacuría, Segundo Montes, Ignacio Martín-Baró, Armando López y Juan Ramón Moreno y al salvadoreño Joaquín López.

Por este caso, 12 militares se encuentran prófugos y el exviceministro de Defensa salvadoreño Inocente Montano espera en Estados Unidos a ser extraditado a España.