Dos y Punto

Diana Montoya

14:00h - 16:00h

Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Uribismo denunciará ‘derroche’ de dinero en el consulado de Colombia en Miami

En la plenaria del Senado entregarán las pruebas que para ellos demuestra que se está despilfarrando el dinero en ese lugar y que incluso hay una nómina paralela.

Centro Democático

Centro Democático / Colprensa/Archivo

El Centro Democrático tiene programado para este martes 16 de mayo un debate de control político a la canciller María Ángela Holguín en el que se destapará un presunto escándalo en el consulado de Miami por cuenta de unos gastos que se han hecho como clases de baile por 1.000 dólares, masajes por otros costos similares y ferias de servicios por 26.000 dólares.

El senador Alfredo Ramos explicó las falencias que han encontrado en ese consulado que está bajo el mando de Marta Lucía Jaramillo Martínez, hermana del actual alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo.

“En el de Miami hemos encontrado muchísimas irregularidades en donde se hacen reuniones políticas de los Estados Unidos para que asistan precandidatos y gastos en clases de música, zumba de 1.000 dólares y diseños de ubicación de mesas por un valor de 26.000 dólares. La idea es mostrarle a los colombianos que está pasando en las embajadas”.

Según Ramos, también tienen evidencia de que hay una nómina paralela en ese consulado. “La nómina del consulado de Miami creció de nueve a 21 personas y los gastos de funcionamientos han crecido en un 100% y con una nómina paralela. Todo eso hace parte de lo que demostraremos en el debate.”

Dentro de la argumentación que se entregará en el debate, se demostrará que el pago de los salarios que se hacen allí asciende a los $3.000 millones anuales por una nómina en la que no se especifican las labores de cada uno de los empleados.

Para Ramos la gestión de la canciller María Ángela Holguín se ha caracterizado por el “derroche” y por esa razón la ministra asistirá a la plenaria para responder todos los cuestionamientos a los que suma el señalamiento de usar el consulado de Miami para hacer reuniones políticos con partidos de los Estados Unidos.