¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

URUGUAY CÁRCELES

Uruguay lanza protocolo de atención a menores cuyos padres están encarcelados

Uruguay presentó hoy un protocolo de actuación para atender la situación de niños o adolescentes bajo la responsabilidad de personas privadas de la libertad.

"Es un paso adelante muy fuerte en la materia cuyo proceso comenzó en el año 2014, cuando, buscando mejorar la situación de menores con familiares detenidos analizamos la situación que comenzaba desde la propia detención de la persona", mencionó el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, al presentar el protocolo.

Así, dentro de las once medidas que incluye esta iniciativa se encuentra la detención infraganti o planificada de delito por parte del sujeto en presencia o no de un menor y el régimen de visita a unidades penitenciarias.

Los ámbitos de aplicación del protocolo rigen también para el alojamiento en unidades de internación de mujeres con hijos o embarazadas, el nacimiento de niños cuya madre esté internada en la unidad, visita y contacto en la unidad de internación o la gestión de visita de los menores.

Con el fin de la aplicación de estas nuevas reglas, se capacitó a 160 funcionarios que se encargarán de replicar la formación a sus colegas.

En la presentación del protocolo estuvieron presentes el ministro del interior, Eduardo Bonomi; la ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi; y el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Jorge Chediak.

Para Bonomi, el protocolo está limitado por aspectos legales que deben ser vistos de nuevo en el Parlamento.

El ministro planteó que hay que considerar hasta qué edad los menores deben estar junto a su madre en las cárceles, "ya que a nivel internacional los niños acompañan a su madre como máximo hasta los dos años" mientras que en Uruguay están autorizados hasta los cuatro años y, por vía de excepción, hasta los ocho, explicó Bonomi.

"Se debe establecer hasta dos años y luego ver si hay excepción", sostuvo Bonomi, quien opinó que los menores no pueden estar asumiendo conductas que son propias de la cárcel.

Cargando