¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

COSTA RICA INDÍGENAS

Indígenas y Gobierno analizan texto para un proceso de consulta en Costa Rica

El Gobierno y representantes indígenas de Costa Rica se reunieron hoy para analizar lo que puede ser el texto definitivo que regirá futuras consultas a pueblos indígenas cuando algún proyecto o acción afecte a esas comunidades.

El documento es el resultado de un año de actividades en los 24 territorios indígenas del país en los que el Viceministerio de la Presidencia en Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano recopiló información y opiniones sobre cómo debería llevarse a la práctica la obligación del Estado de consultar a los pueblos indígenas.

"Estamos rompiendo paradigmas de discriminación y marcando el comienzo renovado del respeto a la libre determinación de los pueblos indígenas, en el marco de un estado multiétnico y pluricultural", dijo en una actividad oficial la vicepresidenta de Costa Rica, Ana Helena Chacón.

En el Encuentro Nacional de Consulta, que se realiza hasta mañana, las autoridades esperan escuchar sugerencias y opiniones por parte de 92 delegados de los pueblos indígenas con el fin de afinar el marco legal para el proceso de consulta.

Este proceso cuenta con el acompañamiento del Sistema de las Naciones Unidas, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Defensoría de los Habitantes y pretende cumplir con el Convenio 169 sobre pueblos indígenas de la OIT.

El Gobierno indicó que el documento en estudio fue traducido a las lenguas indígenas cabécar, bribri, ngäbe y maleku.

"Veo el Mecanismo de Consulta como una oportunidad única para que los pueblos puedan aspirar al goce pleno de los Derechos Humanos en el país", dijo en un comunicado del Gobierno el representante para América Central del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Alberto Brunori.

La obligación estatal de consultar a los pueblos indígenas deriva de varios tratados internacionales como el Convenio 169 de la OIT, la Convención Americana de Derechos Humanos y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Una de las iniciativas más polémicas y que requiere de una consulta a los indígenas para su avance en Costa Rica es el proyecto hidroeléctrico El Diquís (sur) a cargo del estatal Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

El proyecto, que requiere de una inversión de 2.100 millones de dólares y que pretende generar 630 megavatios, está estancado desde hace unos seis años en su fase de estudios previos.

Los indígenas de la zona sur de Costa Rica se oponen a la hidroeléctrica con el argumento de que inundará 6.800 hectáreas de su reserva indígena obligando a cerca de 1.100 personas a desplazarse.

Según datos oficiales, en Costa Rica, un país de 4,7 millones de habitantes, hay cerca de 104.000 indígenas, distribuidos en ocho grandes pueblos: Bribís, Cabécares, Malekus, Chorotegas, Huetares, Teribes, Bruncas y Ngäbes, en los cuales se registran altos niveles de pobreza, entre otros problemas.

Cargando