¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

BRASIL PETRÓLEO

Brasil espera 1.097 millones dólares por derechos en cuatro áreas del presal

Brasil espera recaudar un mínimo de 3.400 millones de reales (unos 1.097 millones de dólares) por los derechos que ofrecerá para la explotación de petróleo en cuatro áreas del presal, las gigantescas reservas que descubrió en el océano Atlántico, en una subasta prevista para el 27 de octubre.

El valor mínimo esperado por las licencias fue establecido por el Ministerio de Minas y Energía en un decreto que publicó este jueves en el Diario Oficial de la Unión para divulgar las normas de la subasta.

Será la segunda vez que el Gobierno brasileño realizará una subasta para ofrecer derechos para explotar el presal, un horizonte de hidrocarburos en aguas muy profundas del Atlántico por debajo de una capa de sal de dos kilómetros de espesor y cuyas enormes reservas pueden convertir al país en uno de los mayores exportadores de crudo.

En la primera subasta para ofrecer licencias en el presal, realizada en octubre de 2013, el Gobierno concedió derechos tan solo sobre un área, el campo de Libra.

Esa licitación se la adjudicó un consorcio liderado por la brasileña Petrobras (40 %) y del que también forman parte las multinacionales Total (20 %) y Shell (20 %) y las corporaciones chinas CNPC (10 %) y CNOOC (10 %).

Este consorcio venció tras comprometerse a entregarle 41,65 % de sus ganancias al Estado brasileño.

Los vencedores de la nueva subasta tendrán que explotar las áreas que se adjudiquen bajo el régimen de asociación, por el que se comprometen a compartir con el Estado sus ganancias pese a que las inversiones y el riesgo será de los operadores.

Según el decreto de este jueves, Brasil subastará en octubre licencias para explotar tres áreas del presal en la cuenca marina de Santos (frente al litoral del estado de Sao Paulo): las áreas adyacentes a los prospectos de Carcará, conocido como el bloque BM-S-8; de Gato do Mato (bloque BM-S-54) y de Campo de Sapinhoá.

La cuarta área subastada, conocida como el Campo de la Tartaruga Verde, está ubicada en la cuenca marina de Campos (frente al litoral del estado de Río de Janeiro).

El vencedor de la subasta será la empresa o el consorcio que se comprometa a ofrecer el mayor porcentaje de ganancias para el Estado, que será de mínimo 22,08 % en Carcará, 11,53 % en Gato do Mato, 10,43 % en el Campo de Sapinhoá, y 12,98 % en el Campo de la Tartaruga Verde.

De acuerdo con las normas de la licitación, la petrolera estatal brasileña Petrobras tiene un plazo de 30 días a partir de hoy para manifestar si ejercerá su derecho de preferencia sobre alguna de las áreas ofrecidas.

En caso de que ejerza ese derecho, la estatal brasileña podrá adjudicarse los derechos individualmente o en consorcio con otras empresas en el que tendrá que tener una participación mínima de 30 %.

Si Petrobras no comunica su derecho de preferencia podrá participar en la subasta pero en igualdad de condiciones con las otras competidoras.

Pese a que el decreto no establece la fecha de la subasta, la Agencia Nacional del Petróleo (ANP, regulador) informó que será realizada el 27 de octubre próximo junto con otro concurso en el que Brasil ofrecerá derechos a explorar y explotar hidrocarburos en el presal pero en régimen de concesión.

En la segunda subasta será ofrecido a los mejores postores la licencia para explotar cuatro áreas ya delimitadas en las cuencas marinas de Campos y Santos que han sido bautizadas como Pau Brasil, Peroba, Alto de Cabo Frío-Oeste y Alto de Cabo Frío-Central.

El Gobierno calcula que estas cuatro concesiones podrán rendirle al Estado 4.500 millones de reales (1.450 millones de dólares).

Cargando