¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

30 edición de la feria del libro de Bogotá

Los tres infiernos de Alejandra Omaña

La periodista y actriz de películas para adultos narra su relación con el periodismo, la literatura y el cine porno.

Alejandra Omaña es una cucuteña que se hizo periodista por su interés de contar lo que veía en sus alrededores, que no precisamente eran cosas bonitas como hubiera querido. Contrabando, “sicariato”, prostitución y narcotráfico fueron los aspectos que conoció de la Cúcuta que describe en su libro “Relatos de Frontera”, un libro corto que presentó en la Feria del Libro de Bogotá 2017, bajo el sello de Editorial 531.

Sin embargo, en torno a Alejandra no está solo el interés por lo que cuenta en las páginas de su libro, es inocultable que mientras la entrevistábamos, hombres y una que otra mujer la veían con curiosidad y hasta con morbo, pero no que fuera periodista, por su escote profundo o su belleza, más bien por su nueva profesión, actriz de películas porno.

De su faceta como periodista nos relató que la desempeño por el interés de contar lo que veía y que se evidencia en las páginas de su libro y en los artículos que escribió para la revista Soho. Sobre Relatos de Frontera nos dice que fue la manera que escogió para cerrar una etapa dolorosa de su vida.

Alejandra Omaña enfatiza que en los relatos que escogió para incluir en el libro, están relacionados con personas que conoció y desaparecieron sin dejar rastro. Como observadora puede hoy contar esos difíciles momentos que pasó como novia de un sicario, administradora de una discoteca en la que los clientes habituales eran de la crema y nata de lo sórdido: paramilitares, narcotraficantes, contrabandistas y prostitutas.

Se siente en el limbo de tres infiernos: el periodismo, la literatura y las películas porno, sin anclar en una sola.

Dice que poco le importa lo que digan de ella por lo que cuenta en su libro y por lo que hace con su sexualidad. Algo similar responde sobre los grupos feministas que la critican, asegura que nunca ha querido que la incluyan en estos, porque lo que hace lo hace por gusto propio y su derecho a la libertad, sin dañar a otros.

Sobre los hombres que le podrían hacer propuestas fuertes dice que en realidad son valientes en las redes sociales porque se esconden en el anonimato mientras que frente a frente los encuentra tímidos y hasta miedosos.

Cargando