¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ARGENTINA JUSTICIA

Gobierno argentino apoya que Supremo rebajara pena en caso de lesa humanidad

El secretario de Derechos Humanos del Gobierno argentino, Claudio Avruj, se mostró hoy de acuerdo con la decisión de la Corte Suprema de Argentina de aplicar una rebaja penitenciaria a un represor condenado por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura militar (1976-1983).

El Supremo aplicó hoy un polémico beneficio penitenciario derogado en 2001 y conocido como el "cómputo del 2x1" que rebaja la pena de una persona condenada por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura.

La sentencia, aprobada con tres votos a favor y dos en contra, fue dictada para el caso del civil Luis Muiña, condenado en diciembre de 2011 a 13 años de prisión por torturas y secuestros cometidos contra cinco víctimas en una cárcel clandestina que funcionó dentro de un hospital público durante el régimen militar.

El texto legal establece que si la detención preventiva de un imputado dura más de dos años, a partir de dicho plazo cada día se computará doble a la hora de establecer la duración de la pena.

"Yo acato lo que dijo la Corte Suprema de Justicia. Si los jueces consideraron que el marco legal lleva a esto, hay que respetarlo", se pronunció Avruj en una entrevista para una radio local al respecto de la decisión, que rápidamente fue rechazada por las organizaciones de derechos humanos del país.

La presidenta de la organización Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, calificó la medida de "abominable" y acusó a la Justicia y al Gobierno de incurrir en una "estafa moral a la sociedad".

"Nos están destruyendo en lo económico y en lo moral, en la parte de conciencia cívica que hemos tomado en los últimos tiempos para defender lo que hay que defender", dijo.

Visiblemente indignada, De Carlotto aseguró que informarán de esta decisión a la Organización de las Naciones Unidas o a la Organización de los Estados Americanos (OEA) y que se pondrán en campaña a partir de mañana para consultar "a los jerarcas del derecho" para que les aconsejen sobre los pasos a seguir.

"Tenemos un Gobierno de ladrones, está probado, de incompetentes, porque no saben y están aprendiendo, y además de mala gente, porque esto es de maldad absoluta, no para nosotros, para los hijos de ellos", zanjó.

Avruj rechazó los calificativos de De Carlotto y los tildó de "gravedad mayúscula", al tiempo que instó a la referente de Derechos Humanos a que respete las decisiones de la Justicia: "Si ese enojo viene por un fallo de la corte, queda mal ubicada", consideró el dirigente.

Según el titular de Derechos Humanos del Gobierno, el fallo de la Corte "no deja de lado la gravedad de los delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura", por lo que llamó a los familiares de las víctimas y a los supervivientes a acatar la decisión "más allá de los sentimientos personales".

Cargando