¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ALEMANIA ULTRADERECHA (Previa)

Ultraderecha alemana afronta un congreso envuelto en cismas y protestas

La ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) abre mañana el congreso federal que debe marcar su rumbo ante las elecciones generales de septiembre, inmerso en cismas internos y llamadas a la movilización contra esa formación xenófoba.

Berlín, 21 abr (EFE).- La ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) abre mañana el congreso federal que debe marcar su rumbo ante las elecciones generales de septiembre, inmerso en cismas internos y llamadas a la movilización contra esa formación xenófoba.

Colonia, ciudad elegida por la AfD para sus dos días de congreso, vivirá un despliegue policial de 4.000 agentes, en medio de la alarma antiterrorista vigente de modo general en todo el país, a lo que se unen varias marchas de protesta que podrían congregar a 50.000 personas.

Los convocantes van de grupos antifascistas, que llaman a bloquear el paso a los delegados de la AfD, a una concentración ciudadana con asistencia de la alcaldesa Henriette Reker y la jefa del Gobierno regional, la socialdemócrata Hannelore Kraft.

A las llamadas a plantar cara a la ultraderecha en la calle se suma el clima enrarecido en el que previsiblemente se celebrará el congreso, con el partido enzarzado en divisiones internas y sin liderazgo claro.

Su rostro más visible, la copresidenta Frauke Petry, anunció hace dos días que no encabezará las lista para las generales del 24 de septiembre, sin aclarar a qué puesto futuro aspira en las estructuras del partido.

El congreso se celebra coincidiendo con la primera ronda de las presidenciales francesas, que la AfD espera deje a la líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, en posición de seguir luchando por el Elíseo, sea quien sea su contrincante.

Petry ha abanderado un hermanamiento oficioso con la ultraderecha francesa, que se concretó unos meses atrás con un acto electoral compartido con Le Pen y el holandés Geert Wilders.

Pero esta alianza europea no le ha servido para ganarse el apoyo del ala más radical de la AfD, que apoya al líder regional Björn Höcke, contra el que unos meses atrás se abrió expediente de expulsión por unas declaraciones en que calificó de "vergüenza" el monumento a las víctimas del Holocausto de Berlín.

No era ése el primer escándalo protagonizado por Höcke, líder del partido en Turingia (este) y captador del voto neonazi para el partido, pero al parecer con ello colmó el aguante de Petry.

El ganador del pulso podría ser el vicepresidente Alexander Gauland, un veterano de 76 años más cercano a Höcke que a Petry, que tal vez se convierta en cabeza de lista del AfD como compañero de fórmula de Alice Weidel, una joven asesora empresarial con aspiraciones de ser la nueva estrella de la formación.

El congreso se abrirá con un discurso de Petry, copresidenta junto a Jörg Meuthen, al que seguirá el de su marido y líder de AfD en el estado de Renania del Norte-Westfalia, Marcus Pretzell.

El congreso de Colonia tiene lugar en plena campaña para las elecciones en ese "Land", el más poblado del país y gobernado por la socialdemócrata Kraft, en coalición con los Verdes.

El próximo 14 de mayo se celebran comicios regionales en ese estado, con carácter de test nacional ante el elector de cara a las generales de septiembre.

Será la última ocasión también para que midan sus fuerzas en las urnas los conservadores de la canciller Angela Merkel -quien aspira a su reelección para un cuarto mandato- y los socialdemócratas que lidera Martin Schulz.

AfD llegará a los comicios debilitada por sus cismas, que le han hecho bajar en los sondeos para las generales del 11 o hasta el 13 % que se le pronosticaba unos meses atrás al 8 o 9 %.

Se considera que sigue teniendo asegurado el acceso al Bundestag (cámara baja), lo que en toda la historia no logró ninguna formación ultraderechista, ya que nunca superaron el listón mínimo del 5 %.

En las últimas generales AfD se quedó dos décimas por debajo de ese porcentaje, pero con la crisis migratoria y la llegada al país de 1,3 millones de refugiados desde 2015 les llevó a un momento de efervescencia electoral.

En 2016 consiguieron resultados récord en el este del país -hasta un 24 %, en el "Land" de Sajonia Anhalt-, pero el presente año electoral alemán se abrió para la formación con un 6,2 %, en las regionales del Sarre, pequeño estado federado fronterizo con Francia.

Cargando