Escuche ahora

Una voz en el camino

Ley Martin


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

EEUU PENA DE MUERTE ALEMANIA

Berlín expresa "preocupación y tristeza" por la primera ejecución en Arkansas

El Gobierno alemán afirmó hoy que ha recibido "con gran preocupación y tristeza" la noticia de la ejecución ayer en el estado de Arkansas (EEUU) de uno de los presos condenados a muerte, al tiempo que ratificaba su "rechazo fundamental" a la pena capital.

"Para nosotros, es una pena inhumana", apuntó el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores, Martin Schäfer, "independientemente de la gravedad de los crímenes cometidos o del dolor que éstos hayan provocado".

Según explicó, el embajador alemán en Estados Unidos hizo un último intento a favor de la conmutación de esa condena, con una carta dirigida al gobernador de Arkasas, que "lamentablemente no encontró respuesta".

El portavoz hizo hincapié en el respeto a la independencia de las decisiones de la Justicia de EEUU, país con el que Alemania mantiene "unas muy buenas relaciones bilaterales".

Schäfer calificó, asimismo, de "preocupante" que en la aplicación de la sentencia se usen "productos médicos", teniendo en cuenta que el objetivo de éstos es en primera línea "salvar vidas", pero que en esta ocasión se utilizan para "acabar con ella".

La reacción de Berlín sigue a la ejecución ayer a uno de sus presos condenados a muerte, el primero en 12 años, por violar y asesinar a una mujer en 1993.

A Ledell Lee, afroamericano de 51 años, lo declararon muerto a las 23.56 del jueves hora local (04.56 GMT) tras recibir doce minutos antes una inyección letal en la prisión de Cummins Unit, según notificó el Departamento de Correcciones de Arkansas.

Lee es el primer reo en recibir una inyección letal del grupo de ocho que Arkansas pretendía ejecutar antes de que finalice el mes.

Cuatro de estos ocho presos han obtenido suspensiones temporales de la Justicia, mientras que otros tres todavía podrían ser ejecutados la próxima semana.