Escuche ahora

6AM Hoy por Hoy

Darío Arizmendi


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

BRASIL BELLEZA (Crónica)

Mujeres de tallas grandes compiten en Río de Janeiro contra los prejuicios

"Ella es gordita pero es 'top', si te coge bien te vas a conmocionar... Gordita delicia, gordita delicia", reza la canción con la que abrió el concurso 'Diosa Sexy Plus Size', una competición de belleza de tallas grandes en el marco de una feria de productos eróticos en Río de Janeiro.

Río de Janeiro, 21 abr (EFE).- "Ella es gordita pero es 'top', si te coge bien te vas a conmocionar... Gordita delicia, gordita delicia", reza la canción con la que abrió el concurso 'Diosa Sexy Plus Size', una competición de belleza de tallas grandes en el marco de una feria de productos eróticos en Río de Janeiro.

Bailando funk brasileño y bromeando esperaban su turno las 30 mujeres de entre 19 y 41 años, y alrededor de 100 kilos de peso cada una, que desfilaron en una pasarela especial montada en la "Sexy Fair", una feria que concluye el próximo domingo en esta ciudad brasileña cuya imagen mundial está relacionada a la de mulatas esbeltas y maravillosos cuerpos en carnaval.

El objetivo de este singular concurso es "valorizar la belleza y la autoestima de las mujeres de talla grande", asegura la organizadora del evento, Gisele Santos.

"Queremos mostrar que somos bonitas, sexys, sensuales", dijo a Efe Thainá Morango, de 24 años, la última en salir a la pasarela y quien minutos antes de desfilar reconocía: "es muy difícil ver hoy en día a alguien aceptando que las mujeres gordas nos veamos sensuales".

"Mi objetivo es probarme a mí misma, ver que puedo ser bonita y sensual siendo gorda", explica la aspirante a reina de belleza antes de dirigir un mensaje a todos aquellos con sobrepeso: "Cree en ti y en tu potencial, puedes con todo".

Vítores y aplausos entremezclados animaron el concurso, que contó con una coreografía de todas las concursantes y dos desfiles por participante con diferentes vestidos.

Antes de comenzar la competición, Glaucia Vieira y Samantha Ramos, de 32 y 31 años, y 105 y 96 kilos de peso, respectivamente, respondieron espontáneamente y al unísono que ya habían conseguido una victoria: "decirle al mundo que todas podemos ser diosas".

Vieira afirmó que adora el concurso: "muestra que todas las mujeres son diosas, que cada una tiene su patrón de belleza, sus diferencias, pero que todas nosotras somos diosas, somos mujeres".

A su lado, Samantha Ramos califica el concurso como "maravilloso" porque "muestra la belleza femenina, principalmente la belleza de las mujeres de tallas grandes".

"Es un concurso excelente que muestra que las mujeres de talla grande tienen garra, fuerza de voluntad y son igual que cualquier otra mujer", zanja.

El jurado, compuesto por siete expertos en erótica y tallas grandes, valoró la belleza, la elegancia, la sensualidad y la desenvoltura de las participantes, que fueron aclamadas constantemente por los más de 200 asistentes al concurso.

Como habían comentado Vieira y Ramos, todas ya habían ganado con el hecho de participar y "dar normalidad a estar gordas", aunque reconocían que harían lo posible por quedarse con la corona.