¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Estas son las condiciones de los cuerpos de bomberos en Colombia

La falta de recursos y, en muchos casos, el creer que “aquí no pasará nada”, genera una situación delicada para los bomberos de gran parte de Colombia. Este es un repaso del estado de los cuerpos de bomberos en las principales regiones del país:

Crítica situación de Bomberos en el Caribe

En la mayoría de los municipios no existen bomberos y donde los hay, operan en difíciles condiciones.

Casos como el de este martes en donde tardó la reacción de las autoridades para atender la conflagración que consumió el 70% de la sede de la alcaldía de San Jacinto, Bolívar, son muy frecuentes en la Costa debido a la falta de cuerpos de bomberos en muchos municipios.

En ese departamento, por ejemplo, sólo 13 de los 46 municipios cuentan con organismo de socorro siendo oficial sólo el de Cartagena de Indias y el resto son conformados por voluntarios que trabajan en difíciles condiciones sin convenios ni contratos firmados con las administraciones municipales.

En el Atlántico, la situación no es diferente: localidades como Luruaco, Candelaria, Polonuevo y Ponedera, son algunos de los 8 municipios de 23 en total que no tienen cuerpo de bomberos y que en casos de emergencias deben ser atendidos por los rescatistas de Baranoa, Soledad, Sabanagrande y Sabanalarga, con el agravante de dejar desprotegida sus zona.

El panorama en Cesar es preocupante debido a que solo 11, de los 25 municipios tienen cuerpo de bomberos de los cuales tres materializaron convenios con sus respectivos municipios, siendo éstos Valledupar, Bosconia y Aguachica. El 90% de los vehículos de los cuerpos de bomberos están sin SOAT, Técnico Mecánica y pólizas de seguros.

Pese a la gran extensión de Magdalena con sus 30 poblaciones, solo un cuerpo de bomberos, el de Ciénaga, es oficial. 10 más tienen socorristas pero únicamente existe convenios en tres de éstos con las administraciones locales y operan con esfuerzos propios y con grandes limitaciones como no tener maquinaras y si las tienen éstas no están en óptimas condiciones.

Por su parte en el departamento de Córdoba, con 30 municipios, solo Montería cuenta con un cuerpo de bomberos oficial, mientras que los existentes en Montelibano, Lorica y Sahagún aún están en proceso de organización. Otros municipios como Cereté y Tierralta tienen los vehículos fuera de servicio y se cuenta sólo con voluntarios cuando hay una emergencia. Finalmente está Ciénaga de Oro, en donde la Alcaldía de Bogotá en mandato de Gustavo Petro, quien es oriundo de allí, regaló un carro de Bomberos a dicha zona, pero no se ha usado nunca por no contar con el talento humano.

Finalmente, mientras que en Sucre hay 9 cuerpos de bomberos constituidos, algunos no cuentan con máquinas como Toluviejo, Ovejas y San Marcos; y en otros los voluntarios no están mayormente capacitados, en La Guajira sólo operan cinco de los 15 municipios por falta de convenios y recursos para combustibles.

La mitad de los municipios de Boyacá y los Santanderes no tienen cuerpos de Bomberos

Si hoy ocurriera un incendio en la cuarta parte de los municipios de Santander no habrá un organismo de socorro como un cuerpo de bomberos formalmente establecido para atender la emergencia informó el Comité de Gestión del Riesgo del departamento.

El capitán Ramón Ramírez, coordinador del Comité reveló que de los 87 municipios no hay organismo de atención de contingencias en 22 poblaciones.

Hay un dato revelador, tan solo Bucaramanga tiene un cuerpo oficial de bomberos, es decir profesionales que trabajan las 24 horas del día con un pago directo de la alcaldía.

Sin embargo, este organismo no tiene una máquina para atender incendios en edificios de gran altura como el Majestic, una torre de 40 pisos que se levanta al oriente de Bucaramanga.

El oficial criticó además el hecho de que en la capital de Santander no se ha instalado la Dirección de Gestión de Riesgo como lo pide la ley 1523.

“No se trata de ponerle camiseta y gorra a un grupo de personas; es una obligación para las ciudades con más de 250 mil habitantes establecer una oficina con profesionales de diversas áreas que trabajen en la prevención de desastres”, informó el capitán Ramírez.

A pesar de que se trate de cuerpos voluntarios, en Santander se destaca el trabajo de los bomberos de Barrancabermeja y Floridablanca informaron las autoridades departamentales.

En Norte de Santander, de los 40 municipios solo 8 localidades tienen un cuerpo de bomberos consolidado.

Como ocurre en Santander, solo el de la capital de departamento, el de Cúcuta es un organismo dotado de equipos y máquinas especializadas en la contención de deflagraciones.

La realidad es similar en Boyacá. De los 123 municipios, solo 30 tienen un organismo de socorro constituido de manera formal. Es decir que el 75% de los poblados están a merced de lo que pueda hacer la comunidad o los equipos de otros municipios para atender una conflagración.

Así están los cuerpos de bomberos en Antioquia

El Cuerpo de Bomberos de Medellín tiene cien años de existencia y operaciones, un siglo en el cual ha concurrido a la atención de grandes desastres naturales, incendios y calamidades diversas en esta municipalidad.

Se trata de una organización de socorro adscrita a la Alcaldía de Medellín, lo cual le da un carácter oficial, público, que le permite tener una asignación de recursos del gobierno municipal, a través del Departamento administrativo de gestión de riesgo de desastres, Dagrd.

El organismo de socorro cuenta con un adecuado parque automotor y modernos equipos para la atención de toda clase de emergencias y rescates, como también de un recurso humano conformado por unas 220 personas, hombres y mujeres dedicados a la prevención y atención de los desastres.-

Está organizado en cinco grupos especiales para la atención de los siniestros, y su maquinaria se modernizado por completo en los últimos cinco años.-

En Antioquia

El Departamento administrativo de atención y prevención de Desastres, Dapard, adscrita a la Gobernación de Antioquia, confirmó que –con excepción de Medellín- en esta región, los cuerpos de bomberos son voluntarios, y dependen de los recursos que consigan en gestión propia o por convenios con los gobiernos locales.-

De los 125 municipios de Antioquia, SEIS no cuentan con cuerpos de bomberos porque nunca han sido creados, o nunca los han organizado en esas comunidades o por el gobierno local. Se trata de los municipios de Uramita, Buriticá, Nariño, Giraldo, Maceo y Cáceres.

Según el Dapard, otros cuatro municipios tienen personería jurídica suspendida porque no tienen recursos y por ello han dejado de funcionar y por eso no cuentan con estos organismos de socorro voluntario: Peque, Campamento, Carolina del Príncipe y San Pedro de Urabá.

Aunque tienen Personería Jurídica, están inactivos por diversas razones, entre ellos falta de personal y de recursos económicos, los cuerpos de bomberos de Murindó, Vigía del Fuerte, Yalí y Tarazá.

El Dapard resaltó que cinco cuerpos de bomberos trabajan en muy buenas condiciones: Sabaneta, Bello (aunque sin convenio con la alcaldía municipal), Itagüí y Envigado, en el valle de Aburrá, y Rionegro, en el oriente cercano, que también “trabaja en muy buenas condiciones”.-

También consideró que tienen condiciones aceptables de operación los cuerpos de bomberos de La Estrella, Caldas, Girardota, Copacabana y Barbosa, todos en el área metropolitana de Medellín.

55 en condiciones precarias

“Sin embargo, tenemos 55 cuerpos de bomberos que están en regulares condiciones, no tienen sedes adecuadas, y sus respectivas administraciones municipales no aportan los recursos suficientes para que estas entidades puedan funcionar”.

Hasta 61 municipios sin forma de convenios con los cuerpos de bomberos, y hoy tenemos alrededor de 45 cuerpos de bomberos que aún no han firmado convenios con sus municipios.

Eso conlleva a un incremento en la vulnerabilidad física de los ciudadanos y de sus bienes, porque si no tenemos un cuerpo de bomberos adecuado no tenemos como atender las emergencias y por ende es mayor el riesgo que corre cada uno de sus ciudadanos”, describió el Dapard.-

El coordinador del Área de Manejo de Desastres en el Dapard, capitán René Bolívar, precisó: “Afortunadamente no ha habido situaciones graves que lamentar, y ojalá no ocurran, pero de acuerdo con la Ley 1575, en su artículo segundo, es responsabilidad constitucional del alcalde de cada municipio asumir la prevención y control de las emergencias. Pero, ojo, no es que por el hecho de tener Defensa Civil ya se está cumpliendo la ley, pues la tarea de la Defensa Civil es distinta a la del cuerpo de Bomberos, que debe trabajar la prevención y control de incendios.

O sea que si ocurriera una eventualidad, un incendio, como el que acabamos de observar en San Jacinto, Bolívar, le compete al alcalde asumir la responsabilidad total de las pérdidas de los bienes y las vidas por no tener cuerpo de bomberos”.-

En el Valle hay 42 municipios, pero existen 52 cuerpos de bomberos

Se incluyen los aeronáuticos y los existentes en corregimientos grandes de ciudades intermedias. Por ejemplo en Villagorgona, Candelaria o en el Kilómetro 30 en Dagua.

Sin embargo los únicos bomberos en buenas condiciones son los de las ciudades de más de 100 mil habitantes en el Valle como Cali, Yumbo, Jamundí, Tuluá, Buga, Cartago, Sevilla, Palmira entre otras.

En Buenaventura hay dificultades por las divisiones internas y enfrentamientos para escoger los mandos de los bomberos.

En el resto del Valle se presentan problemas en poblaciones alejadas de Cali como el Cairo, El Águila, Ansermanuevo, Ulloa, Alcalá.

En el Valle hay una Asociación de Bomberos del Valle que ha establecido una real red para apoyar a las poblaciones menores con los recursos técnicos de las poblaciones intermedias para atender emergencias.

Los bomberos de Cali tienen la única escuela de capacitación de bomberos de América Latina. Sus equipos de emergencias han participado en encuentros latinoamericanos, destacándose como los mejores de la región . Apoyan permanentemente emergencias como las de Mocoa, en donde estuvieron ayudando en el rescate de las víctimas de la tragedia.

En el Huila

Hay cuerpos de bomberos organizados en Neiva, Garzón, Pitalito y La Plata. En estas 4 poblaciones hay bomberos adscritos a la Administración Municipal y voluntarios. Funcionan normalmente.

Pitalito, según la Oficina de Atención del Riesgo del departamento, es ejemplo, es la más organizada, pero tienen problemas por la escasez de equipos. Neiva tiene, la mejor infraestructura, pero en organización hay fallas relacionadas con el sistema de operación porque hacen falta unidades.

En 32 de los 37 municipios hay bomberos voluntarios con graves deficiencias porque no tienen infraestructura, ni equipos, pero están en constante formación y búsqueda de recursos y tienen el apoyo de la administración municipal.

En el Cauca

Seis municipio de los 42 del departamento no tienen Cuerpo de Bomberos. El 46 por ciento de los bomberos que hay en los municipios caucanos no cuentan con los mínimos equipos e instalaciones para desarrollar sus labores. Las emergencias las atienden en la medida que puedan.

La creación más reciente de un cuerpo de Bomberos fue en Piamonte, en la llamada Bota Caucana y sus unidades acudieron de manera oportuna a ayudar en la emergencia por avalancha en Mocoa. Rescataron unos doce cuerpos de personas fallecidas.

El proceso de inversión del fondo regional de bomberos es muy difícil para ejecutar los recursos y los alcalde no invierten o no cumplen con la destinación de rubros para estos organismos de socorro.

La gran mayoría de bomberos no tienen una profesionalización adecuada en casi todos los municipios.

Son escasos los cuerpos de bomberos en el Cauca que tengan una respuesta efectiva en casos de emergencia.

Finalmente, sostienen los mandos bomberiles que no hay una voluntad política real en cuanto a la prevención del riesgo.

Cargando