¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Pascua Inmobiliaria

Interiorismo, mucho más que llenar espacios vacíos en su apartamento

Antes de comenzar a diseñar un espacio interior lo primordial es identificar quién lo va a habitar y cuáles son las rutinas comunes.

Son varias preguntas las que deben aparecer cuando se quiere comenzar a decorar una vivienda: ¿es un apartamento para soltero?, ¿se trabajará desde casa?, ¿es un hogar con muchos niños?, ¿es la casa de los abuelos?. Lo anterior cobra sentido porque al tener claro cuáles son los usuarios finales es más fácil definir el mobiliario y los estilos de decoración adecuados.

Para María Antonia Domínguez, diseñadora de interiores y fundadora de Viventia.Co, existen tres aspectos principales a considerar a la hora de intervenir un espacio interior.

Iluminación: En los espacios pequeños la iluminación es clave, si es natural mucho mejor. Se debe comenzar por identificar y potenciar el ingreso de la luz natural eligiendo tonos claros/neutros o pasteles para las paredes que contribuyan con la sensación de amplitud. Además, utilizar persianas traslúcidas que permitan el paso de la luz, eligiendo un solo tono o estampado para las cortinas.

Para espacios más amplios se puede jugar con paredes de colores: azules medios, verde oliva o verdes, tonos tierra o rocosos, teniendo siempre en cuenta el ingreso de luz. Los colores claros generan amplitud, mientras que los oscuros recogen los espacios. Para lugares de clima cálido son preferibles los claros porque contribuyen con la frescura.

Orden, comodidad y funcionalidad: El orden y la limpieza son fundamentales para una buena circulación, en especial en los espacios pequeños. Un sofá cómodo, una mesa pequeña y una buena silla bastan para una sala, debido a que pocos objetos ayudan a darle respiro y fluidez a los espacios. Los muebles multifuncionales y/o plegables son una excelente alternativa para áreas menores: baúles que sirvan de mesas, repisas de pared para aprovechar espacios verticales, camas con cajones, y sistemas de organización como canastas dentro de los closets o armarios. En espacios mayores se pueden utilizar poltronas o cómodas para delimitar los espacios y crear subáreas.

Detalles: Para espacios pequeños, los espejos son fundamentales porque si se ubican correctamente logran un efecto de profundidad y amplitud. Es importante tener en cuenta su ubicación, cuidando siempre su reflejo para aprovechar la luz natural. En el salón pueden ser en las grandes paredes y de piso a techo, en los dormitorios se pueden utilizar en las puertas de los closets.

Las plantas son un recurso interesante y económico a la hora de decorar, le dan vida a los lugares sin ocupar mucho espacio. Pueden ser pequeñas sobre una mesa o repisa, o también en una matera en un rincón de la sala, siempre buscando que reciban luz natural.

Las flores también son una alternativa ideal para la decoración, son versátiles y se pueden conseguir en diferentes colores y formas acomodándose a la ocasión. Un buen florero puede llenar un espacio incluso solo con follaje o servir como elemento decorativo sin flores, también se puede optar por recipientes o botellas de vidrio en diferentes colores (azules /verdes) con flores blancas o amarillas.

Los cojines de colores llamativos o figuras geométricas son, también, elementos de decoración para un presupuesto ajustado, así como los libros de carátulas de colores, que se pueden ubicar fácilmente sobre repisas o mesas.

Cargando