¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

URUGUAY REFUGIADOS

Uruguay niega falta de apoyo a familia siria que quiere abandonar el país

Uruguay negó hoy que le falte apoyo a la familia de refugiados sirios que lleva dos días acampada frente a la sede del Gobierno del país suramericano, en Montevideo, en busca de que se le facilite una salida del país ante la falta de trabajo y dinero.

Según dijo hoy a Efe una fuente de la secretaría de Derechos Humanos de Presidencia, que prefirió no dar su nombre, el Gobierno buscó alternativas para facilitarle el trabajo y el ingreso de dinero a la familia.

Uno de los integrantes de la familia que se encuentra protestando en la céntrica Plaza Independencia de la capital uruguaya, Ibrahim Alshebli, dijo que hace tres años que están en Uruguay pero que se encuentran como cuando llegaron, "en el punto cero", sin que les hayan conseguido trabajo siendo una familia de 14 miembros.

Alshebli llegó al país suramericano en octubre de 2014, durante el Gobierno del entonces presidente José Mujica (2010-2015), junto a otras cuatro familias de refugiados y ya es la tercera vez que acampa en busca de soluciones.

"La segunda vez que vinimos a la plaza encontramos la solución de ir a Salto (norte) a una granja de 35 hectáreas, pero sin herramientas no funciona. Nosotros empezamos a trabajar con las manos pero después nos cansamos", manifestó el refugiado.

Asimismo, Alshebli señaló que no pueden conseguir trabajo y se quieren ir del país ya que desde el Gobierno "mintieron mucho".

En tanto, el miembro de Presidencia explicó que la familia "puso mucho el acento" en adquirir tierras para trabajar ya que, al ser una familia numerosa, tenían mano de obra disponible y el Estado consiguió la granja a través del Instituto Nacional de Colonización (INC).

Además, consideró que "hacer funcionar la granja" es un trabajo y añadió que el acuerdo con el INC prevé "lo que se va a producir en un determinado tiempo", pero la familia "dejó morir el micro emprendimiento".

Sobre la falta de herramientas, la fuente declaró que se eligió esa granja porque "no se necesita tanta maquinaria" pero que cuando necesitaron un tractor el Estado se los alquiló y también los ayudó a conseguir semillas, blanquear los animales comprados e instalar el sistema de riego.

La forma de adquirir "un ingreso genuino y rápido" a través del programa que se les diseñó consistía en la producción de quesos gracias a un fondo no reembolsable de 3.000 dólares que se les asignó.

Sin embargo, el jefe de familia "se niega a sacar el carné de salud" y "no aceptaron" que las encargadas de la producción asistieran a un curso de manipulación de alimentos que es necesario para este tipo de actividades.

"Como Estado no puedo permitir producir queso sin que la persona que lo ordeñe tenga carné de salud y quienes lo van a hacer tengan el curso", agregó.

Asimismo, el integrante de Presidencia dijo que habían logrado que Alshebli consiguiera trabajo durante un año pero entró al seguro de paro y que las dos chicas de la familia dispuestas a trabajar tienen la dificultad de que "hablan muy mal español" pero se trabajó con ellas y "mejoraron muchísimo" el idioma.

"De todas maneras, con ellas y con Ibrahim (Alshebli) se trabajó en tomar contactos con empresas locales, presentar currículum vitae y hacer cursos en el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional para tratar de facilitarles este camino", añadió.

Además, subrayó que si la familia hubiese cumplido la elaboración y venta de quesos, con el plan productivo y la venta de excedentes y con realizar trabajos jornaleros haciendo cosechas en las granjas de la zona "no estarían en la situación actual".

Finalmente, destacó que Uruguay no puede facilitarles la salida a otros países, ya que ello dependerá de la autorización de cada nación que los quiera recibir.

Cargando