¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

PARAGUAY REELECCIÓN

Prohíben ingreso en Senado paraguayo tras incendio que afectó a su estructura

La Fiscalía prohibió hoy el ingreso en el Senado al existir "peligro contra la integridad física de las personas", tras los daños causados por manifestantes, que incendiaron parte de las instalaciones, en los disturbios contra la reelección presidencial que dejaron un muerto y 211 detenidos.

La medida se mantendrá hasta que duren los trabajos de peritaje en la Cámara, donde se verificaron fisuras en las paredes, daños en cañerías y en el sistema eléctrico, caída de cielorrasos y desprendimiento de revoques, según el documento divulgado por el Ministerio Público.

Los daños afectan principalmente a la planta baja y a los dos primeros pisos de la Cámara de Senadores, en el edificio del Congreso, en el casco histórico de Asunción.

El día anterior, el presidente del Senado, Roberto Acevedo, y el de Diputados, Hugo Velázquez, habían dispuesto la suspensión de las labores de los funcionarios de las dos Cámaras a partir del lunes y hasta que se asegure la situación.

El Congreso fue objeto de varios ataques la tarde del viernes por varios grupos de manifestantes que se enfrentaron con efectivos policiales, que respondieron con balines de goma.

En un rebrote de esa violencia, los manifestantes lograron entrar en el edificio tras destrozar varias cristaleras y provocar un incendio que luego fue sofocado por los bomberos.

Los hechos se produjeron después de que 25 senadores votaran a favor del proyecto de enmienda constitucional para habilitar la reelección presidencial, prohibida por la Carta Magna, una iniciativa que tiene dividido al país.

Ya de medianoche, policías irrumpieron en la sede del opositor Partido Liberal, que está contra la enmienda, y uno de ellos mató de un disparo a un militante de 25 años.

El presidente de Paraguay, Horacio Cartes, del Partido Colorado, el principal impulsor de esa enmienda, destituyó después de esos hechos al ministro del Interior, Tadeo Rojas, y al jefe de la Policía Nacional, Críspulo Sotelo.

Cargando