¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

BALONCESTO EUROLIGA MADRID-FENERBAHCE (Crónica)(Actualización)

61-56. El Real Madrid reacciona a tiempo y se asegura el liderato

El Real Madrid venció al Fenerbahce por 61-56 en un partido que Zeljko Obradovic, entrenador del equipo turco, planteó desde la defensa y que obligó a bajar a las trincheras y pelear cuerpo a cuerpo cada balón al campeón español, que se garantiza el liderato final tras la derrota del CSKA.

Ricardo Molinelli

Madrid, 31 mar (EFE).- El Real Madrid venció al Fenerbahce por 61-56 en un partido que Zeljko Obradovic, entrenador del equipo turco, planteó desde la defensa y que obligó a bajar a las trincheras y pelear cuerpo a cuerpo cada balón al campeón español, que se garantiza el liderato final tras la derrota del CSKA.

Real Madrid y Fenerbahce enseñaron sus mejores armas en el inicio del partido. Bogdan Bogdanovic anotó un triple de calidad, contrarrestado de inmediato con una 'mandarina' de Sergio Llull al límite de la posesión y otro triple. Sólo había pasado minuto y medio (6-3) y el partido ya daba muestras de su altura.

Con las defensas en alerta máxima por ambos bandos, el Madrid fue el que impuso el ritmo ante un Fenerbahce que no volvió la cara en ningún momento y que aguantó el tirón hasta el 20-16 con el que finalizó el primer cuarto.

En el segundo acto, el equipo turco le puso un ancla al partido, maniatando al Real Madrid, que además estuvo obtuso en ataque, y permitiendo anotar al campeón español sólo 9 puntos en los segundos diez minutos.

El partido se tornó táctico, con mucha defensa y poco acierto en ataque. Con canastas con cuentagotas fruto de la calidad individual de las estrellas de ambos equipos, con Bogdanovic y Dixon sobresaliendo por los turcos y con Felipe Reyes haciendo labores de brega bajo los aros.

Pablo Laso y Zeljko Obradovic movieron sus piezas en el tablero madrileño hasta llegar a un 29-32, con el que los equipos se fueron a vestuarios.

Privado de la velocidad y sin tiros claros, el Madrid se sintió incómodo sobre la pista y sólo su anhelo defensivo le permitió alcanzar el ecuador del partido sin más daño que 3 puntos de desventaja.

El Fenerbahce, más acostumbrado a moverse en marcadores rácanos, optimizó sus puntos y defendió a muerte cada balón, tapando el flujo ofensivo del Madrid.

Conocedor de que la victoria era indispensable si quería tener opciones de factor cancha a favor en los cruces, el equipo otomano no dejó margen a nada en los primeros 20 minutos.

El descanso no cambió nada. El Madrid intentó volver a tomar el control del partido y elaborar más el ataque en busca de mayores opciones de puntos, pero con escaso éxito, mientras que el Fenerbahce continuó efectuando una gran defensa y anotando canastas importantes, 32-39 (min.23.45).

Ni la defensa en zona que utilizó por momentos el Madrid le sirvió para mejorar su autoestima y, claro, el marcador 37-41 (min. 26).

Rudy Fernández, con dos triples de experiencia y calidad, fue el que acercó a su equipo, 40-41 (min.27), y abrió un nuevo partido.

Llull se sumó de inmediato con una entrada a canasta de raza y en el adicional empatar el partido, 43-43, y en la jugada siguiente meter un triple desde 8 metros para devolver al Madrid a números negros, 46-43 (min.28.30) después de mucho tiempo.

Al final del tercer cuarto, 48-43, con el Madrid ya con el mono de faena puesto sabedor de que sería en las trincheras y en el cuerpo a cuerpo donde únicamente habría opciones de victoria.

Otro triple de Rudy, el tercero sin fallo, inauguró el cuarto de la verdad, 51-43, dando aire a un Real Madrid al que se empezaba a intuir otra cara, pese al acierto de un Bogdanovic imperial por momentos y de un Jan Vesely eficiente.

La reacción del Fenerbahce no se hizo esperar y con un parcial de 0-7 en 3.30 minutos, 53-50, volvió a entrar en el partido.

Doncic, con un triple lejano, fue el siguiente en aparecer en escena y Trey Thompkins, con un 2+1, el encargado de que el Madrid casi acariciara la decena de puntos de ventaja, 59-50 (min. 36.20).

Con 59-53 y dos minutos y medio para el final, la victoria todavía no estaba decantada hacia ningún lado, y más después de un nuevo triple de Bogdanovic, 59-56, a falta de minutos y medio.

Doncic, con un robo de balón, fue providencial y Llull desde el tiro de personal abrochó la victoria del Real Madrid, que se garantizó acabar en primera posición la fase regular al confirmarse la derrota del CSKA en su visita al Panathinaikos.

- Ficha técnica:

61 - Real Madrid (20+9+19+13): Randolph (6), Maciulis (7), Ayón (6), Llull (16) y Taylor (2) -equipo inicial-, Rudy (11), Doncic (5), Carroll, Hunter (2), Reyes (3) y Thompkins (3).

56 - Fenerbahce (16+16+11+13): Dixon (11), Bogdanovic (15), Kalinic (5), Udoh (7) y Vesely (11) -equipo inicial-, Mahmutoglu (2), Antic (5) y Nunnally.

Árbitros: Christos Christodoulou (GRE), Sasa Pukl (SLO) y Amit Balak (ISR). Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima novena jornada de la Euroliga de baloncesto disputado en el Palacio de Deportes de Madrid (WiZink Center) ante 10.827 espectadores.

Cargando