Escuche ahora

Hora 20


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

YIHADISTAS FILIPINAS

Los yihadistas del Grupo Maute tienen presencia en Manila, según la Policía

El yihadista Grupo Maute, una organización terrorista formada en el sur del país y afín al Estado Islámico (EI), se ha establecido en la zona metropolitana de Manila, aseguró hoy el director general de la Policía Nacional de Filipinas, Ronald dela Rosa.

Dela Rosa realizó el anuncio en una rueda de prensa televisada para desvelar el arresto de Nasip Ibrahim, el quinto sospechoso de un atentado fallido en las cercanías de la Embajada de Estados Unidos en la capital el pasado noviembre.

En el registro en Ciudad Quezón (al norte de Manila) del domicilio y el negocio de Ibrahim, a quien se atribuyen vínculos directos con el Grupo Maute, los agentes se incautaron de metanfetamina, una pistola y un artefacto explosivo de fabricación casera.

Este último hallazgo lleva a la policía "a creer que el Grupo Maute ya ha establecido su presencia en Metro Manila". "En qué medida lo ha hecho, es lo que tratamos de averiguar con nuestras investigaciones y operaciones de seguimiento", dijo el jefe de la Policía.

"Lo que sabemos es que tienen contactos aquí, tienen refugios aquí, tienen conexiones aquí y tienen miembros aquí que los protegen, especialmente aquellos que vienen de Mindanao", añadió Dela Rosa.

Maute es una organización armada musulmana con base en la provincia de Lanao del Sur, situada en el este de la isla meridional de Mindanao, que apareció en el panorama nacional en 2012 con el nombre de Khilafah Islamiyah Movement (KIM) y en 2014 adoptó el nombre "EI-Ranao" para reclamar su afiliación al EI.

Está controlada en la actualidad por los hermanos Omar y Abdulá Maute Romato, que estudiaron en Egipto y Jordania, respectivamente, según el Institute for Policy Analyisis of Conflict, aunque existen rumores de que el primero podría haber muerto hace un año en un enfrentamiento con el Ejército.

Dela Rosa instó a los manileños "a permanecer en calma, pero alerta y vigilantes ante la presencia de grupos peligrosos en nuestros alrededores".

El sur de Filipinas es escenario de un viejo conflicto separatista islámico que ha causado en las últimas cuatro décadas entre 100.000 y 150.000 muertos y ha paralizado el desarrollo de una región rica en recursos naturales.

Además del Grupo Maute, en la zona operan otras bandas yihadistas, la mayor de ellas es Abu Sayyaf, una organización terrorista también seguidora del EI que hace un mes decapitó a un rehén alemán y mantiene secuestrados a más de veinte extranjeros de diversas nacionalidades.