Escuche ahora

La Luciérnaga

Gustavo Gómez


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

FRANCIA GOBIERNO

Cazeneuve convoca al ministro del Interior que empleó a sus hijas

El primer ministro francés, Bernard Cazeneuve, convocó hoy al ministro del Interior, Bruno Le Roux, después de que una televisión revelara que empleó a sus hijas adolescentes como asistentes parlamentarias.

Esa reunión se produce ante el escándalo que ha provocado la divulgación de esas informaciones y ante las críticas de la derecha, que consideran que no se han saldado con la apertura de una investigación judicial, a diferencia de lo que sucedió con su candidato, François Fillon.

Según la televisión "TMC", Le Roux empleó durante varios periodos de vacaciones escolares a sus dos hijas desde que estas tenían 15 y 16 años, entre 2009 y 2016.

De esta forma, las dos hijas del hoy ministro firmaron 14 y 10 contratos con la Asamblea Nacional como asistentes de su padre cuando estaban en el instituto y durante sus carreras universitarias.

El primero de esos contratos, de 12 días de duración, fue firmado cuando la mayor de las hijas de Le Roux tenía 15 años.

Aunque la edad mínima para trabajar en Francia es de 16 años, es legal contratar a menores durante las vacaciones escolares bajo ciertas condiciones.

A través de su gabinete, el ministro del Interior defendió la legalidad de esos contratos y consideró normal que los menores trabajen durante las vacaciones, algo que les permitirá enriquecer sus carreras.

Sin embargo, según "TMC", algunos de esos contratos fueron firmados en periodos en los que las hijas de Le Roux estaban efectuando otras actividades, como viajes becados en el extranjero.

En particular, la televisión revela que uno de los periodos en los que una de las hijas trabajó en 2013 para su padre estaba haciendo un trabajo becado en Bélgica.

Otro contrato, que data de 2015, cubría fechas en la que la hija tenía clase en París.

Le Roux aseguró que muchos de esas labores encargadas a sus hijas podían hacerse a distancia.

Desde las filas del candidato conservador Fillon, imputado por un presunto delito de malversación de fondos tras haber contratado a su esposa e hijos como asistentes parlamentarios, consideraron que el caso Le Roux muestra que la justicia actúa con doble rasero.

Mientras que tras la revelación del presunto empleo ficticio de Penelope Fillon la Fiscalía Nacional Financiera se apresuró a abrir una investigación, por el momento no se ha pronunciado en el caso del ministro del Interior.