El Pulso del Fútbol

Iván Mejía y César A. Londoño

13:00h - 14:00h

Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

COREA DEL SUR CORRUPCIÓN (Ampliación)

La expresidenta surcoreana se persona en la fiscalía para ser interrogada

La expresidenta surcoreana Park Geun-hye compareció hoy en la Fiscalía del Distrito Central de Seúl para ser interrogada por primera vez por su implicación en el caso de corrupción de la "Rasputina", que supuso su reciente destitución.

Ante los periodistas congregados a las puertas del edificio, Park, quien ha insistido hasta ahora en su inocencia, hizo una breve intervención en la que pidió perdón a la ciudadanía y se limitó a decir que responderá a las preguntas de los investigadores "escrupulosamente".

La exmandataria, obligada a comparecer ante los fiscales tras perder su inmunidad presidencial, tiene previsto realizar una declaración que tiene a todo el país pendiente en relación a 13 supuestos delitos de los que se le acusa, entre los que se cuentan el soborno y el abuso de poder.

Park, de 65 años, se personó en las dependencias poco antes de la hora a la que había sido citada, las 9.30 hora local (00.30 GMT), después de que un nutrido convoy de guardaespaldas y policías la escoltaran desde su casa, en el cercano barrio de Samseong, donde cientos de sus seguidores se dieron cita para brindarle apoyo.

Los expertos apuntan a que el interrogatorio se prolongará probablemente hasta más allá de la medianoche (15.00 GMT del martes) debido al amplio foco de la investigación.

Park perdió su inmunidad después de que el Tribunal Constitucional ratificara el pasado 10 de marzo su destitución al considerar que se confabuló con su amiga Choi Soon-sil, apodada la "Rasputina", para extorsionar dinero a grandes empresas.

La trama de corrupción de la "Rasputina" ha generado durante meses protestas ciudadanas multitudinarias exigiendo el cese de Park y desembocado en el primer adelanto de comicios presidenciales y la primera destitución de un jefe de Estado surcoreano desde que el país volvió a celebrar elecciones democráticas en 1987.

En total hay ya 30 personas imputadas por un escándalo que ha salpicado también a 53 empresas, entre ellas gigantes como LG, Hyundai o Samsung, cuyo presidente de facto, Lee Jae-yong, está detenido y procesado por haber aprobado supuestamente el pago de sobornos a la red creada por Choi.