¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EEUU EMPRESAS

Puzder dejará dirección de CKE tras renunciar a cartera de Trabajo de EE.UU.

El empresario estadounidense Andrew Puzder, una figura muy controvertida que renunció a ocupar la Secretaría de Trabajo, dejará ahora la dirección de la compañía que encabezaba, CKE Restaurants, informó hoy la firma.

Puzder había sido elegido por Donald Trump para que se ocupara de la cartera de Trabajo, pero optó por retirarse por falta de apoyos políticos para que el Senado lo ratificara y después de que se conocieran hechos que manchaban su vida personal.

El mismo Puzder informó en un comunicado de que desde hace un año estaba planeando retirarse como máximo ejecutivo del consorcio CKE, que incluye las cadenas de hamburguesas Carl's Jr. y Hardee's, y anunció que será relevado por Jason Marker.

Puzder, de 66 años, ha estado al frente de CKE como CEO o director ejecutivo desde el año 2000. Su sucesor, Marker, quien asumirá la dirección de CKE en abril próximo, ha ocupado, entre otros cargos, la presidencia de la cadena de pollo frito KFC.

Andrew Puzder, un empresario millonario, había sido elegido el 8 de diciembre pasado por Trump para encargarse de la cartera de Trabajo al considerarlo como un "candidato ideal" por su "amplio récord de lucha en favor de los trabajadores".

Sin embargo, su elección fue muy criticada por grupos sindicales por prácticas empresariales impuestas en su compañía que eran claramente desfavorables para los empleados.

Además, cayó en desgracia después de que se informara que tenía como empleada en su residencia a una inmigrante indocumentada por la que no pagaba impuestos.

También habían salido a la luz pública viejas denuncias de abusos de parte de su exesposa Lisa Fierstein, que Puzder siempre negó y que surgieron durante el proceso judicial que derivó en el divorcio de la pareja.

Finalmente, el 15 de febrero Puzder decidió renunciar a ocupar la cartera de Trabajo al comprobar que sus aspiraciones eran rechazadas por senadores demócratas y republicanos.

Cargando