6AM Hoy por Hoy

Darío Arizmendi

04:00h - 12:00h

Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

ISRAEL PALESTINA

Israel y EE.UU. tratan de torpedear cinco resoluciones por violación DD.HH.

Israel y Estados Unidos tratan de torpedear cinco resoluciones de condena por las políticas israelíes hacia los palestinos que serán votadas el viernes en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, informa hoy el diario Haaretz.

Las votaciones tendrán lugar en una sesión enteramente centrada en Israel, lo que este país alega como argumento sobre la falta de objetividad del Consejo.

Según el diario, que cita a fuentes en el Ministerio israelí de Exteriores a las que no identifica, Israel y EE.UU. están tratando de convencer a cuantos más países occidentales de que voten en contra o que se abstengan, de forma que las resoluciones pasen sin el voto de Occidente.

Estados Unidos boicoteó los debates celebrados hoy sobre las cinco resoluciones, dentro de la política de la nueva Administración de Donald Trump de restaurar el apoyo a Israel en los foros internacionales.

En diciembre pasado el anterior inquilino de la Casa Blanca, Barack Obama, permitió que pasara una resolución de condena a Israel en el Consejo de Seguridad de la ONU por su política de asentamientos.

En el Consejo de Derechos Humanos también Obama solía oponerse a las resoluciones contra Israel, aunque sin la misma determinación.

Las cinco resoluciones tienen que ver con el estado de los derechos humanos en Cisjordania, Gaza, Jerusalén Este y el Golán, la construcción en los asentamientos judíos, y la necesidad de hacer responsable legalmente a Israel de estas violaciones.

Se trata de cinco textos que son votados anualmente y que suelen pasar por amplia mayoría.

En lo que respecta a Israel, la parte más problemática es la que exhorta a boicotear los asentamientos desde el punto de vista comercial y económico, directa o indirectamente, indicó el diario.

Las fuentes del Ministerio de Exteriores creen que también este año serán probablemente aprobadas, pero aseguran que están tratando de que pierdan fuerza mediante el voto en contra o la abstención de los países occidentales.

Y creen que si Alemania y Gran Bretaña decidieran votar en contra, otros países occidentales, de América Latina y de Asia les seguirían.

La delicada situación de los derechos humanos en los territorios ocupados y la política de asentamientos judíos son dos de los asuntos que más preocupan a la comunidad internacional, y en los que hasta ahora la condena, dentro y fuera de organismos como la ONU o sus distintos consejos, es casi unánime.