Nuevo Mundo

Norberto Vallejo

23:00h - 23:59h

Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

URUGUAY MARIHUANA

Diputado opositor impulsa ley para evitar que Estado uruguayo venda marihuana

El diputado del opositor Partido Nacional uruguayo Gerardo Amarilla redactó un proyecto de ley que busca suprimir la potestad de comercialización de marihuana que el Estado uruguayo tiene desde 2013 gracias a la ley de regulación y control de cannabis, dijo hoy a Efe el propio legislador.

Amarilla pretende derogar el punto de la normativa que establece "la plantación, el cultivo y la cosecha", así como también "la industrialización y expendio" del cannabis.

Su proyecto busca revisar "aquellas partes débiles" de la vigente ley que trajeron "impactos negativos" a la sociedad.

Sin embargo, no busca realizar cambios en el consumo y plantación por parte de los "clubes cannábicos" y el derecho al autocultivo ya que los considera "una válvula" para atender la situación de los consumidores.

"Las cifras a nivel nacional del observatorio de la Junta Nacional de Drogas como las que maneja la Comisión Interamericana en la órbita de la Organización de Estados Americanos advierten que el aumento de sustancias en general y de marihuana en particular ha aumentado el consumo en Uruguay en la población joven", subrayó Amarilla.

Asimismo, el diputado manifestó que hay "otro indicador importante" referido a la "baja percepción de riesgo" que tiene la población uruguaya -principalmente los jóvenes- con respecto a los daños que genera la sustancia y a ello le añade que Uruguay es el país de América Latina en el que se accede "más facilmente" a la marihuana.

"Consideramos que tenemos que hacer unos cambios y lo que proponemos es la derogación de aquel artículo que facilita o autoriza al estado a producir y comercializar marihuana a través de las farmacias", expresó Amarilla.

La ley que regula la producción y la compraventa de marihuana bajo el control del Estado fue impulsada por el expresidente José Mujica (2010-2015) como forma de acabar con el negocio del narcotráfico y fue aprobada por el Parlamento uruguayo en 2013.

Dicha norma estableció la comercialización por parte del Estado de marihuana legal, a la que, según la ley, podrán acceder aquellos usuarios que se registren en una base de datos reservada y confidencial.

Sin embargo, la implementación de este registro y la comercialización de la producción legal de marihuana en farmacias aún no comenzó.

Con respecto a este tema, Amarilla consideró que es "una contradicción" plantear la venta de marihuana a través de las farmacias ya que allí "se compran remedios para la salud y vitaminas".

Asimismo, explicó que la marihuana que pretende vender el Estado, tiene "un PHC más reducido" que en otros mercados, por lo que no podrá competir y solo será "una puerta de entrada" para otros consumidores.

Por otra parte, el diputado consideró que no se avanzó en las políticas de reducción de la demanda que establece la ley con políticas educativas y de difusión a nivel del sistema educativo y con campañas de promoción.

"Estamos haciendo las consultas en los diferentes partidos y los distintos legisladores y estamos intentando ver si tenemos consenso para presentarlo con firma de varios partidos políticos", concluyó.