¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

PANAMÁ MODA

Diseñadores panameños quieren exportar su moda empapada de etnias

Unos 30 diseñadores panameños hicieron gala hoy de la creatividad de sus productos, que incorporan distintivos étnicos y de la salvaje naturaleza local para destacarse en el arriesgado mercado internacional de la moda.

Joyas que utilizan materiales reciclados, ropa con impresiones autóctonas avaladas por autoridades indígenas de Panamá o piezas ornamentales para zapatos se presentaron en una exposición que congregó en la capital panameña a lo mejor del talento nacional.

El proyecto Panamá Diseña, que convocó a compradores interesados y contactos internacionales, sirvió de catapulta para que los artífices conocieran las posibilidades de manejar sus marcas en el exterior.

Entre los diseñadores que buscaban ese propósito estuvieron la creadora Mariel Rocha, quien lidera la marca Maroq Jewerly, una colección de joyas y bisutería hecha con materiales sostenibles.

La artista, que antes trabajaba para otra empresa de confección de joyas, decidió emprender por su cuenta para promover una propuesta innovadora con sello nacional, según contó a Efe.

"Mi trabajo es hecho a mano con materiales sostenibles que no pierden su valor, como plata reciclada con baño de oro y con piedras obtenidas de la misma forma", sostuvo.

Mientras que Susie Dávila, que cuenta con una marca del mismo nombre, presentó sombreros, carteras de mano y accesorios con diseños de molas, el tejido ancestral de la etnia Guna Yala, que habita en el Caribe de Panamá y Colombia.

La emprendedora comentó a Efe que sus productos son ideados por ella, pero cosidos a mano por mujeres indígenas de la etnia Guna, que le dan el toque artesanal al trabajo.

Dávila manifestó que los turistas que llegan al país desean conocer sobre el tema étnico, por lo que buscan llevarse algo con esencia panameña, pero que a la vez se relacione con moda y que sea utilizable.

La diseñadora aplaudió la iniciativa de reunir a los diseñadores con posibles compradores internacionales, pero reconoció que al artista local le es difícil lograr el objetivo final, por los altos aranceles de exportación y la falta de apoyo legal a los artistas.

No muy lejos de la moda cultural e innovadora, el representante de Franklyn Panamá, Eder Valdés, también promovió diseños de molas en corbatas, pañuelos y bufandas, con la particularidad de ser un artículo de lujo por contar con una impresión del arte textil tradicional en seda y modal.

"La marca panameña está inspirada en la mola, un testimonio vivo de la comarca Guna Yala, cuyo diseño ancestral está lleno de color, cultura y tradición", dijo Valdés a Efe durante una exposición.

La empresa de moda cuenta con una licencia aprobada por el Congreso General Guna del país para usar estos diseños por más de un año.

"Más que llevar la confección a otro nivel, es reflejar que el comprador está adquiriendo historia, cultura y lo demás que el país le pueda ofrecer al mundo", dijo el portavoz de Franklyn Panamá.

Aunque resaltó el logro comercial que ha tenido la marca, a los creadores les ha valido más el aporte que han hecho a la comunidad indígena, a la que anualmente destinan un porcentaje de las ganancias que sirven para proyectos de educación y recreación.

En el sector de los accesorios participó, entre otras marcas, Trendy & Young, de la diseñadora Tamar Yanir, que promueve productos de cuero con calidad de exportación.

La encargada Alice Yanir destacó a Efe que tendencias como los flecos para decorar zapatillas deportivas son los más innovadores de su marca.

Otros marcas que participaron en el encuentro fueron Tara Chial, I Love Panamá, Undercover Boots, Moisés Sandoya, Sante Cutarras, Jean Decort y Melina Typaldos, entre otros.

La actividad, de un solo día, fue organizada por la agencia Panama Talents y contó con el apoyo la Cancillería panameña, del Instituto Nacional de la Cultura (INAC), del Municipio de Panamá y de la Autoridad de la Micro y Mediana Empresa (AMPYME).

Cargando