¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

GUATEMALA MENORES

Jueces vigilarán centro de menores que causó tragedia en Guatemala

Magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Guatemala anunciaron hoy que dos jueces vigilarán durante el fin de semana el centro de menores donde un incendio causó la muerte de al menos 37 niñas.

El magistrado Ranulfo Rojas Cetina explicó a periodistas que el objetivo es cuidar la situación de 72 varones de entre 13 y 18 años, que permanecen en el lugar, y seguir el proceso de sacarlos del recinto, bien entregándolos a familias biológicas o adoptivas, o llevándolos a otros centros.

Tras la celebración de una reunión de una mesa técnica constituida para tratar judicialmente este caso, Rojas dijo que los jueces "tomarán las mejores decisiones" con el compromiso de "contribuir y colaborar" a paliar los efectos de la tragedia sucedida en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción.

El miércoles se inició un incendio en el refugio que se ha cobrado la vida de 37 adolescentes y tiene a casi una veintena hospitalizadas en estado grave.

Según los primeros indicios, ellas mismas originaron el fuego para protestar por las violaciones de derechos humanos que sufrían.

Algunos testimonios indican que la tragedia se originó tras una revuelta de los internos para protestar por las agresiones mientras las niñas estaban encerradas bajo llave en un aula de 4 metros por 4, en la que estaban castigadas por haber intentado escapar la noche anterior.

La mesa técnica estuvo integrada por el Consejo Nacional de Adopciones, magistrados de la Cámara Penal y de la Cámara Civil, la Fundación Sobrevivientes -en nombre de la sociedad civil-, la Procuraduría General de la Nación, jueces de menores y miembros de la Secretaría de Bienestar Social, entre otros.

La casa hogar, a cargo de la Secretaría de Bienestar Social, tenía a unos 748 menores, aunque su capacidad es de 400, y en su interior convivían huérfanos, menores conflictivos, niños víctimas de violencia, pequeños con discapacidad y otros que supuestamente habían sido internados por ya haber cometido delitos.

Cargando