Escuche ahora

6AM Hoy por Hoy

Darío Arizmendi


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

A La Elvira, Cauca, no ha llegado el material para iniciar la dejación de armas

Aunque en esta zona del país los guerrilleros ya no usan sus fusiles, la ONU tampoco ha llevado las cajas temporales para depositarlas.

Los fusiles que acompañan a los hombres del Bloque Occidental de las FARC están prácticamente inutilizados. Solo se ven colgados en las ‘caletas’ de los guerrilleros y están maniobrándolos cuando llega la hora diaria de hacerles aseo para evitar que se oxiden.

Foto: Caracol Radio

Aunque desde el pasado 1 de marzo arrancó en todo el país el proceso de registro del armamento en su poder, en la zona veredal de La Elvira, Cauca, no ha llegado el material de la ONU para empezar a depositar las armas. Por eso esa documentación de cuánto armas, el serial y el propietario ya se empezó a hacer parcialmente por las propias FARC en esta zona del país para tener todo listo cuando llegue el material enviado desde Bogotá.

Pacho Quinto, uno de los comandantes que tiene la estructura del Bloque Occidental, contó que hace más de tres años no dispara su fusil en un combate y que las armas cada vez más se están dejando a un lado. “Las tenemos porque es un requisito tenerlas allí, pero hace más de un año que no estamos con ellas como antes. En este momento podemos decir que poco se están utilizando”.

Foto: Caracol Radio

Realmente en los campamentos de esta zona veredal ya no se ven los guerrilleros con el fusil al hombro, ahora visten de civil y el tiempo lo ocupan en otras tareas distintas a la de estar vigilantes por si en cualquier momento llegaba el “enemigo”. “Más allá de las armas lo que queremos es que haya garantías para hacer la oposición y nuestra actividad política, por supuesto sin ser asesinados”.

Los retrasos en las obras han impedido definir el sitio exacto en donde se pondrán los contenedores que llevará la ONU, ese trabajo se hará en los próximos días pero la verdad es que las armas están pasando a un segundo plano, sobre todo después de la firma del Acuerdo General para la Terminación del Conflicto.

Foto: Caracol Radio

Los combatientes saben que ya inició el proceso de dejación de armas y solo esperan el momento de depositarlas en los lugares asignados. En parte les duele separarse de su armamento porque fue su único mecanismo de defensa en la guerra de más de medio siglo. Pero pese a ello aseguran que cumplirán con lo pactado.