¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

CHILE CORRUPCIÓN

Fiscal pide penas de cárcel para fundadores del grupo chileno Penta

El fiscal solicitará "penas efectivas de cárcel" para los fundadores del grupo chileno Penta, los empresarios Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, acusados de soborno, delitos tributarios reiterados y contratos a futuro falsos, informaron hoy fuentes judiciales.

El anuncio fue hecho por el fiscal Manuel Guerra durante la audiencia celebrada este miércoles en el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago.

Durante esta diligencia también fueron procesados por este mismo caso el exsubsecretario de Minería Pablo Wagner y el exministro de Obras Públicas y excandidato presidencial Laurence Golborne.

La Fiscalía anunciará en un plazo de diez días qué penas solicitará para los procesados. "Sería un poco aventurado indicar hoy la pena concreta", señaló el fiscal Guerra, quien precisó en todo caso que "serán penas altas".

Las penas a las que se exponen los antiguos dueños del banco de inversiones Penta -que manejó activos por más de 20.000 millones de dólares- "son penas de crimen, penas altas", aclaró.

En la audiencia de este miércoles, fue acogida la petición de la defensa de Laurence Golborne, que solicitó la eliminación de la medida de arraigo (prohibición de salir del país) que pesaba en su contra. El exministro sólo deberá presentarse a firmar en una comisaria una vez al mes.

Actualmente por el caso Penta hay nueve imputados, después de que el pasado domingo falleciera a los 71 años el exgerente general Hugo Bravo López, que fue quien destapó este caso, considerado el primero de los relacionados con la corrupción política que afecta a la vida pública chilena desde hace cuatro años.

Bravo delató las maniobras que hicieron sus jefes durante más de 30 años para financiar ilegalmente candidaturas a cargos de representación popular de candidatos y partidos de derecha.

El caso Penta arrancó con una denuncia por fraude tributario en contra de Délano y Lavín. Con el paso del tiempo fueron apareciendo diversas personalidades políticas involucradas.

Hace un par de semanas fueron imputadas formalmente las esposas de los dos empresarios, quienes supuestamente también firmaron boletas para justificar pagos.

Una de las aristas más polémicas del caso fue la financiación irregular de campañas políticas en 2013, cuyos beneficiarios fueron en su mayoría del partido derechista Unión Demócrata Independiente (UDI), cuyo presidente, Ernesto Silva, sobrino de Carlos Délano, debió dimitir de su cargo.

Délano y Lavín, ya estuvieron en prisión preventiva durante 45 días, pero posteriormente el juez decidió cambiar la media cautelar por arresto domiciliario.

Cargando