¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

HRW denuncia el uso de perros contra manifestantes en Angola

Human Rights Watch (HRW) denunció hoy el uso de perros por la Policía de Angola para reprimir a manifestantes que protestaban contra el Gobierno.

"Las autoridades de Angola están respondiendo a protestas pacíficas con porras y perros policía", indicó en un comunicado el representante de la organización Daniel Bekele.

Al menos cuatro manifestantes resultaron heridos por un rottweiler y dos pastores alemanes de los agentes el pasado 24 de febrero en Luanda, durante una manifestación que pedía la dimisión del ministro de Administración Territorial, Bornito de Sousa.

De Sousa es segundo en las listas electorales del oficialista Movimiento Popular de Liberación de Angola (MPLA), lo que le convertiría en vicepresidente del país de ganar esta formación las elecciones parlamentarias del próximo mes de agosto.

Los manifestantes denunciaban que De Sousa esté a cargo del proceso de registro de los votantes, al temer que pueda utilizar su poder para manipular el censo a su favor.

"Las elecciones libres requieren libertad de asociación, de expresión y de reunión pacífica", dijo el dirigente de HRW, que pidió al Gobierno que "investigue la represión policial contra los manifestantes" y haga "que los responsables asuman las consecuencias".

Según testigos citados por HRW, la Policía golpeó a los manifestantes con sus porras cuando éstos entraban a la plaza Primeiro de Maio de la capital.

"Un rottweiler me mordió en el brazo izquierdo, y uno de los pastores alemanes en la parte derecha de mi cintura", explicó el organizador de la protesta, Luaty Beirao, un joven activista que ha pasado varios meses en prisión acusado de conspirar contra el presidente, José Eduardo dos Santos.

Otros manifestantes resultaron heridos por los porrazos de los agentes.

La Policía también reprimió por la fuerza una protesta contra De Sousa celebrada el mismo día en la provincia de Benguela, en el oeste del país.

La represión violenta de las manifestaciones y los arrestos de disidentes son un fenómeno habitual en Angola, un país rico en petróleo donde la mayor parte de la población sigue viviendo en la pobreza.

La excolonia portuguesa está gobernada desde 1979 por José Eduardo dos Santos, que lidera también el MPLA y ha anunciado su intención de dejar el poder en 2018.

Cargando