¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

URUGUAY PRESIDENCIA

Ministro uruguayo defiende ante el Parlamento compra de avión presidencial

El ministro de Defensa Nacional de Uruguay, Jorge Menéndez, defendió hoy ante la Comisión Permanente del Parlamento la compra por parte del Gobierno de un avión, que según insistió el jerarca es "multipropósito" y no presidencial.

Menéndez, ministro que integra el Ejecutivo del presidente Tabaré Vázquez, fue citado al Parlamento por el senador del opositor Partido Colorado (PC) Pedro Bordaberry para indagar sobre la compra de esta aeronave y su proceso de licitación.

Esto último parte de la polémica que se suscitó en Uruguay luego de que el Gobierno uruguayo resolviera comprar un avión multipropósito de uso presidencial por un total de 1.010 millones de dólares, luego de un proceso de licitación pública que culminó con un único oferente.

En un principio, el Gobierno intentó comprar directamente el avión al empresario uruguayo y representante de Autolider en Uruguay (concesionaria de Mercedes Benz), Carlos Bustin.

Sin embargo, el Tribunal de Cuentas de la República (TCR) observó esta adquisición por lo que el Poder Ejecutivo decidió convocar a una licitación, que terminó con Bustin como único oferente.

El proceso de licitación también fue observado, en su momento, por el TCR por considerar que no se respetó el principio de igualdad de los oferentes y de concurrencia, aunque posteriormente levantó esa advertencia y el Gobierno dio luz verde a la compra.

Bordaberry, senador por el PC y miembro interpelante de esta sesión, aseguró que tiene "sospechas de corrupción" y aclaró que son "sospechas" y no "confirmaciones".

"Me parece que siempre hay que ser muy claro cuando uno habla y hay que actuar responsablemente. Cuando uno tiene sospechas lo que tiene que hacer es convocar al responsable para que las disipe, darle la oportunidad de contestar, responder y convencer de que no han existido actos irregulares ni ilegales en este asunto", añadió.

Sin embargo, remarcó que tiene "sospechas de actos de corrupción en este proceso (de licitación)".

Ante esta declaración, Menéndez contestó: "si alguien tiene algún elemento probatorio de presunción de delito o de cualquier irregularidad -aunque no sea de trascendencia penal- que lo aporte al lugar que corresponde".

"Este Ministerio (...) brindará la más amplia colaboración para su esclarecimiento", sentenció el ministro en ese sentido.

Por otra parte, Bordaberry afirmó que el avión que el Gobierno decidió comprar "pertenece a un conocido empresario de Uruguay (...), que es amigo muy cercano y público del asesor en logística y también amigo personal de Vázquez, Juan Salgado".

"Si esto fuera un drama Shakesperiano, con seguridad alguien aclamaría: algo huele mal en Dinamarca", dijo el legislador opositor.

Menéndez, en tanto, enumeró las falsedades que, en su opinión, se han sugerido desde las filas opositoras.

"Es falso que se trate de un avión presidencial. Nunca fue el objetivo de esta compra, ni para la Presidencia de la República ni para el ministerio de Defensa Nacional (...), ni para la Fuerza Aérea Uruguaya (FAU)", señaló.

Concretamente, el jerarca resaltó que la adquisición "siempre fue proyectada como un avión multipropósito al servicio del Estado, pero fundamentalmente de la sociedad".

Asimismo, sostuvo que es falso que la aeronave sólo pueda operar en dos o tres pistas del país y afirmó que lo puede hacer en todas aquellas que están pavimentadas, que estimó son once en el país suramericano.

También indicó que es falso que la camilla especial que adquirió el Gobierno y que está valuada en 90.000 dólares no pueda operar debido al tamaño de la compuerta del avión, que según señalaron legisladores de la oposición no tendría las dimensiones necesarias.

"Reitero, este avión será utilizado para transportes sanitarios. No sólo por su camilla, sino por la incorporación de un kit sanitario al servicio de la nación", destacó Menéndez.

La interpelación al ministro de Defensa Nacional duró ocho horas y media y terminó con una expresión de apoyo a Menéndez por parte de los legisladores oficialistas de la coalición de izquierdas que gobierna el país, el Frente Amplio (FA).

Dicha agrupación resolvió votar afirmativamente la moción de respaldo al ministro por considerar que respondió con "absoluta solvencia sobre la legalidad de los procesos".

Asimismo, el documento aprobado indica que Menéndez se mostró convencido de que la compra "será beneficiosa", ya que cumple con todas las prestaciones necesarias para llevar a cabo tareas sanitarias.

Cargando