¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Hijo de Cerati: entre la música y la antropología

Benito Cerati encontró su inspiración para encarar la vida y escribir las letras de su disco "Alien Head".

El hijo del difunto astro del rock argentino Gustavo Cerati se encuentra en México para actuar y promover el nuevo álbum de su banda, Zero Kill /

Benito Cerati llegó a México para cerrar un ciclo. Su historia con el país es poco conocida, pero muy importante a nivel personal: a su gusto por las civilizaciones precolombinas mexicanas le debe la decisión de estudiar antropología, profesión que sin imaginarlo influyó en su faceta como compositor y líder en la banda Zero Kill.

El primogénito de Gustavo Cerati, el fallecido astro del rock argentino y vocalista de Soda Stereo, confiesa que las imágenes de la cultura maya y azteca que descubrió de niño en un libro le hicieron llorar varias veces.

"Casi me dedico a ser antropólogo gracias a México. En realidad dejé de estudiar porque me puse a trabajar en mi disco ('Alien Head') y con él he estado girando, pero una vez que termine, volveré a la universidad", dijo el músico chileno-argentino a The Associated Press el miércoles en una entrevista realizada en la capital mexicana.

La antropología "es un fanatismo de siempre. Me ha ayudado a escribir mis letras y a encarar la vida", subrayó el artista de 23 años.

Es la primera vez que Benito visita el país, y dice que siente una emoción tan grande que le palpita el corazón. El fin de semana pasado viajó a la ciudad de Guadalajara para participar en la primera edición mexicana del festival argentino Cosquín Rock, donde compartió escenario con Café Tacvba, Caifanes, Panteón Rococó y Cuca, entre otras agrupaciones latinoamericanas.

En la Ciudad de México actuó la noche del miércoles en el foro El Imperial, con boletos agotados, y el viernes hará lo propio en el Café Iguana de la norteña ciudad de Monterrey, donde promoverá su segundo álbum "Alien Head", de 2016.

"México me provoca algo muy fuerte. . Alguna relación tuvimos en vidas pasadas, algo superior o yo qué sé", expresó el artista. "No bromeo cuando digo que quiero venir a vivir acá".

Hasta hace un par de años, la vida de Benito Cerati estaba repartida entre las ciencias sociales y la música. Afirma que haber nacido en una familia que le inculcó el arte desde que estaba en el vientre de su madre, la modelo y DJ chilena Cecilia Amenábar, lo hizo "súper sensible". A sus padres les debe también su gusto por la música de David Bowie, una de sus influencias artísticas más grandes.

Su primera aparición pública sucedió en 1993, mientras aún se desarrollaba en el vientre de su mamá y su padre le cantaba "Yo te llevo para que me lleves" en el video que acompañaba a la canción.

A los cinco años participó en "Bocanada", la obra maestra en la etapa solista de su progenitor. También se le atribuye la autoría de la célebre frase "decir adiós es crecer", en el álbum "Ahí vamos", y es coautor de varias de las canciones de "Fuerza natural", el último disco de Gustavo Cerati, fallecido en septiembre de 2014.

"Mi padre nunca quiso ser profesor, no me quería enseñar a tocar guitarra o a componer, le gustaba que investigara por mi cuenta. Claro que siempre me impulsaba, pero nunca me obligó o me presionó a nada", contó Benito.

Tras su paso por México regresará a Buenos Aires para el estreno de "Sép7imo Día - No descansaré", el espectáculo del Cirque du Soleil inspirado en la música e historia de Soda Stereo, que se realizará el próximo 9 de marzo en el Luna Park.

"La verdad, Zeta (Bosio) y Charly (Alberti) son personas muy divertidas", dijo Benito de los compañeros de la emblemática banda de su padre. "Han estado vigilando y cuidando, junto con todo el equipo que trabajó con Soda Stereo, cada detalle. Eso me da tranquilidad, sé que todo irá muy bien".

"El del Cirque es un muy lindo homenaje a la obra de Soda Stereo", concluyó. "Ahí estaremos, aplaudiendo en primera fila".

Cargando