Escuche ahora

Carrusel Caracol

César A. Londoño


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

PAPA UNIVERSIDAD (Previsión)

El papa habla a los universitarios del valor de la integración y del dialogo

El papa Francisco visitó hoy por primera vez una facultad pública, la Roma TRE, en la capital italiana, donde habló a los universitarios de la importancia de la integración de los inmigrantes y del diálogo para evitar los conflictos.

Francisco fue recibido en medio de una gran expectación, con los estudiantes agolpados a la entrada del ateneo para saludar al pontífice y hacerse selfies con él.

El ambiente era muy distinto al que rodeó al papa emérito Benedicto XVI en 2008, cuando se vio obligado a suspender su visita a la universidad estatal de La Sapienza, en Roma, tras las protestas de algunos profesores y estudiantes.

En el amplio patio de entrada a la universidad, Francisco dejó de lado el discurso que había preparado e improvisó ante las preguntas de cuatro estudiantes sobre cuestiones de actualidad, como la violencia, la inmigración o la problemática de un mundo globalizado.

Nour Essa, una microbióloga de 31 años que formaba parte de los refugiados sirios que el papa trajo en su avión desde la isla griega de Lesbos, le preguntó sobre el "miedo" a los inmigrantes.

"¿Cuántas invasiones ha tenido Europa?. Europa ha sido construida por las invasiones y las oleadas migratorias. Ha sido construida artesanalmente. Las migraciones no son un peligro sino un desafío para crecer. Y os lo dice uno que viene de un país donde más de un 80 por ciento son inmigrantes", explicó.

Estas personas -añadió- huyen de la guerra y del hambre y recordó que para ello se suben en barcazas que han convertido el mar Mediterráneo en un cementerio.

"Nuestro mar, el Mare Nostrum, es un cementerio, lo tenemos que repetir cada día como una oración", dijo.

Pidió que a estas personas se les "acoja como hermanos" y señaló la importancia de la integración.

Así, recordó que en los atentados en Bélgica, los terroristas "eran belgas, nacidos en este país, pero no integrados, guetizados".

"Su cultura es riqueza para nosotros. Ellos reciben nuestra cultura y nosotros la suya. Esto elimina el miedo", agregó.

Francisco también se refirió a la sociedad actual, donde "los tonos se han levantado", "donde por la calle o en casa se grita" y donde existe una "violencia verbal a la hora de expresarse".

"Y esta violencia crece y se llega la violencia mundial" lamentó Francisco, que reiteró: "Estamos en guerra. Esta es una tercera guerra mundial a trozos", exclamó.

"Vemos en los periódicos como uno insulta a otro y el otro le responde insultando", dijo el papa, que puso como ejemplo los debates políticos en las campañas electorales, en los que no se deja terminar la frase a quien está hablando.

Lamentó que el mundo viva en un momento en el que "nunca la política ha estado tan abajo" y que así "se pierde el sentido de la construcción social, de la convivencia social, porque la convivencia social se construye con el dialogo".

"El diálogo acerca. No sólo acerca a las personas, acerca a los corazones. Dialogando se crea la amistad, la amistad social y para dialogar hay que escuchar", señaló.

Por ello, Francisco propuso la universidad "como el lugar donde se puede dialogar, donde hay sitio para todos, para quien piense diferente".

Preguntado sobre los desafíos que este "cambio de época" propone a los jóvenes, Francisco recordó el concepto de la "sociedad líquida" que acuñó el filósofo recientemente fallecido Zygmunt Bauman.

Y raíz de este concepto sobre una sociedad cambiante en la que no da tiempo a que nada se solidifique explicó que existe actualmente una "economía liquida" que produce "el desempleo", sobre todo entre los jóvenes, que sufren muchos países en Europa.

"Cómo se puede pensar que países desarrollados tengan un desempleo juvenil tan fuerte. No voy a decir los países, pero estamos hablando de 40 %, en otro se llega al 47 %, y en otro casi 60 %", lamentó.

Explicó que ante la falta de trabajo, los jóvenes no saben que hacer y esto lleva a las adicciones o al suicidio (...) y algunos piensan que la solución es alistarse en un ejercito terrorista en la otra parte del mundo"

El pontífice concluyó su improvisado discurso diciendo que la Universidad debe apoyar "el dialogo entre las diferencias".