Escuche ahora

Sanamente

Santiago Rojas


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

SIRIA CONFLICTO

París y Berlín urgen a Rusia a apoyar la negociación sobre Siria en Ginebra

Alemania y Francia instaron hoy a Rusia a apoyar las negociaciones entre el régimen sirio y la oposición en Ginebra y recalcaron que la única solución posible para esta guerra es la política, ya que la exclusivamente militar es inviable.

Los ministros de Exteriores de Alemania y Francia, Sigmar Gabriel y Jean-Marc Ayrault, respectivamente, hicieron estas declaraciones tras entrevistarse con representantes de una decena de países (entre los que no se encontraba Rusia) durante la reunión de ministros de Exteriores del G20 que se celebra entre ayer y hoy en Bonn (oeste de Alemania).

"La opción política es la única" posible en Siria, aseguró Ayrault, quien destacó su "convicción" de que sobre todo Rusia puede jugar un papel "constructivo" al llevar al presidente sirio, Bachar al Asad, a la mesa de negociación con la oposición la semana que viene en Ginebra.

Rusia e Irán, agregó, pueden influir sobre el régimen sirio para que no considere como terroristas a los distintos grupos de la oposición, lo que imposibilita en la práctica cualquier tipo de diálogo, y a que admita como interlocutores a una "amplia representación" de la misma.

Sobre a dónde debe llevar el diálogo político, Ayrault no dijo nada más que aspiran a un país unido, estable y en paz y que Europa no contribuirá "a la reconstrucción" de Siria tras la guerra "con el régimen actual".

Gabriel, por su parte, incidió en la necesidad de ganarse el respaldo de Moscú para el proceso de Ginebra, que para prosperar precisa de un "sólido fundamento internacional".

Además, consideró el proceso de Ginebra como una vía complementaria a las conversaciones sobre Siria que se han estado llevando a cabo en distintos formatos en Astaná y Nueva York en los últimos meses.

El ministro de Exteriores francés argumentó además que el régimen sirio "sólo sobrevive" por la asistencia militar de Irán y Rusia y que en ningún caso será capaz de "reconquistar y estabilizar" todo el territorio del país.

Además, razonó Ayrault la prolongación de la guerra civil en el país sólo alimenta "el odio y el resentimiento" y refuerza el poder de los terroristas, cuando la "prioridad" de todas las partes es acabar con el Estado Islámico.

El jefe de la diplomacia francesa destacó los avances que se han producido en los últimos días y que han hecho posible que se vuelva a pensar en retomar las negociaciones en Ginebra, pero advirtió frente al triunfalismo: "no hay que subestimar las dificultades y peligros".

En este mismo sentido, Gabriel consideró que la negociación de Ginebra recibe favorable "viento de cola", pese a que el objetivo está "lejos".

El ministro alemán tachó además de "catastrófica" e "inaceptable" la situación humana en el país, ya que la ayuda no tiene acceso a muchas regiones desde hace meses.

La reunión sobre Siria que se celebró hoy en los márgenes de la cita del G20 (países desarrollados y emergentes) de Exteriores acogió a representantes de EEUU, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Turquía, Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Jordania y la Unión Europea.

Este grupo, denominado e amigos de Siria o de los países de "opinión similar", apoya a la oposición denominada moderada y aspira a una transición política en el país.